Aumenta el descontento social, cuelgan mantas para exigir seguridad

Comparte

Comparte Vecinos de la colonia Francisco Murguía de la ciudad de Toluca, colocaron diversas mantas afuera de sus domicilios para exigir a la alcaldesa, Martha Hilda González Calderón mayor seguridad, pues en los delitos como el robo con violencia, secuestros y hasta homicidios aumentaron. “Hace días cuando dio su informe la presidenta fue como si […]

Comparte

Vecinos de la colonia Francisco Murguía de la ciudad de Toluca, colocaron diversas mantas afuera de sus domicilios para exigir a la alcaldesa, Martha Hilda González Calderón mayor seguridad, pues en los delitos como el robo con violencia, secuestros y hasta homicidios aumentaron.

“Hace días cuando dio su informe la presidenta fue como si hablara de otra realidad, de una Toluca muy distinta, la verdad es que la delincuencia está incontenible, aquí muchos vecinos fueron perdieron la vida durante un robo, pero estas no son cosas que se digan, se oculta lo que está pasando en el municipio, o nos intentan callar luego, luego” expresó Mario Camacho, representante vecinal.

Hace 10 meses los afectados sostuvieron una reunión con González Calderón y su gabinete, durante la cual se entregó un pliego petitorio con 14 puntos, destacando que había un riesgo de que la inseguridad incrementara de no realizarse; ninguno se cumplió.

La única alternativa que se presentó por parte del ayuntamiento fue entrar al programa “Alarmas Vecinales”, donde varios se integraron, pero tampoco funcionó, debido a que es un proyecto reactivo, es decir se emite la alarma después de que ocurrió un delito, y como no están integradas al C4 de la policía, pasan hasta horas, para que lleguen los elementos.

“La alarma vecinal no funcionó, porque hay seis elementos técnicos que la hacen inoperante, uno de ellos que los policías tiempo después de ocurrido el hecho, y fue ante esa indiferencia que se decidió colocar las lonas, para que el gobierno municipal nos haga caso”.

Advierten, que la alcaldesa se encuentra molesta ante las denuncias y acciones vecinales, al punto que la manta colocada en González y Pichardo esquina con Horacio Zúñiga, fue retirada del domicilio bajo la amenaza, hecha por el secretario del Ayuntamiento, Braulio Álvarez Jasso, de despedir al sobrino de los dueños de la casa, el cual trabaja con él.

De acuerdo con los quejosos son cinco delitos los que más se cometen en la colonia, el primero de ellos es el robo a transeúntes, robo a comercio o casa habitación con lujo de violencia, robo de vehículos y autopartes, secuestros y homicidios. El último asalto ocurrió hace varias semanas fue al restaurante.

La incidencia delictiva obliga a los vecinos a invertir mayores recursos económicos para tratar de cuidarse, sobre todo porque ocurren de 4 a 5 delitos a la semana; el municipio ofrece un diagnóstico sobre la colonia, cuando ya se hizo, además González Calderón se deslinda de las acciones de seguridad respaldándose en el Convenio de Mando Único.

“La presidenta insiste en que la seguridad no es su responsabilidad, sino del Mando Único, esto ya causó fricciones con los propios titulares de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, no se ponen de acuerdo entre ellos, mientras unos afirman que Toluca es una ciudad insegura, Martha Hilda dice que ya disminuyó la inseguridad tres o cuatro puntos”.

Finalmente advierten que entregarán otro pliego petitorio, pero que esta vez no retirarán las mantas, ni cederán ante las denuncias públicas, porque Toluca requiere de un plan integral de seguridad. “Después de 10 meses nos sentimos engañados, ya no vamos a permitir que nos hablen bonito, queremos mejorar nuestra colonia, sin ofender a nadie, vamos a realizar las acciones necesarias para lograrlo”, concluyeron.