Comuneros de Huitzizilapan piden #ElBosqueDeVuelta que les quitó Peña Nieto

Comparte

ComparteToluca, México; 19 de junio de 2019. #ElBosqueDeVuelta es la campaña que habitantes de San Lorenzo Hutzizilapan lanzaron para solicitar la devolución de sus tierras luego de que el pasado 29 de mayo concluyera el plazo otorgado por Enrique Peña Nieto en 2014 -a través de un decreto expropiatorio- a la constructora Teya (Grupo Higa) […]

Comparte

Toluca, México; 19 de junio de 2019. #ElBosqueDeVuelta es la campaña que habitantes de San Lorenzo Hutzizilapan lanzaron para solicitar la devolución de sus tierras luego de que el pasado 29 de mayo concluyera el plazo otorgado por Enrique Peña Nieto en 2014 -a través de un decreto expropiatorio- a la constructora Teya (Grupo Higa) y su subsidiaria Autovan, para la construcción de la autopista privada Toluca-Naucalpan. 

En conferencia de prensa, Abundio Rivera Nava -representante por usos y costumbres de San Lorenzo Huitzizilapan- explicó que desde 2010 fue impuesto el proyecto carretero de la autopista Toluca-Naucalpan, sin embargo, las comunidades afectadas no fueron consultadas, sino que unos cuantos comuneros aprobaron este proyecto que destruye los recursos naturales y pone en peligro el abasto de agua. 

Este bosque, considerado sagrado por las comunidades que se encuentran alrededor, fue reclamado por los comuneros, según dijeron, con base en el artículo 9 de la ley de expropiación que menciona que si después de cinco años no se cumple con la obra de utilizada pública se deberá realizar un proceso de reversión.

 

 

En voz de Ismael Santana exigieron categóricamente al titular del ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, “que gire las instrucciones necesarias para la devolución del territorio […] ya que le proyecto no ha sido concluido”.

Los habitantes de la zona señalaron que están luchando para seguir existiendo porque el objetivo es desaparecerlos; explicaron que sus derechos han sido violados y la Comisión de Derechos Humanos no ha llevado a cabo acciones de protección para la comunidad. 

Efrén Santana explicó que este decreto ha traído una serie de imposiciones en la comunidad como es el caso de asambleas con presencia de fuerza pública y los intentos de municipalización de los comités de agua y la instalación de la gendarmería en Huitzizilapan.

La construcción de la autopista, consideraron, no sólo implica el trazo carretero sino también el paso a las compañías inmobiliarias que tienen proyectada la construcción de la tercera sección de Santa Fe.

Según la explicación de los comuneros, en Huitzizilapan el paso de la autopista afecta a 6.93 hectáreas; en San Francisco Xochicuautla 38 y 16.8 en Santa Cruz Ayotuzco, un total de 61 hectáreas de devastación de 400 mil árboles, además de una afectación directa a la Cuenca del Alto Lerma que es la principal recarga de agua que hay en el centro del país. 

Micaela Rivera explicó que entre las consecuencias de la devastación también se prevé la poca captación de agua pluvial lo que afectará al Sistema Cutzamala, a la flora y fauna y a las actividades cotidianas de las comunidades. 

Dijeron que la ruta jurídica para la devolución se deberá ir construyendo porque la vía agraria está lejos de las necesidades de los indígenas; los comuneros han entregado un documento en el departamento de adquisiciones, recursos materiales y servicios generales del Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal (Fifonafe); actualmente las tres comunidades han presentado amparos para la suspensión de la obra.