Video de torturado por caso Ayotzinapa vuelve a poner en la mira las investigaciones
 

Comparte

ComparteToluca, Estado de México; 22 de junio de 2019.– Un video, que recientemente salió a la luz pública, vuelve a poner bajo la lupa las irregularidades y vicios que se han presentado durante la investigación que realizan las autoridades mexicanas por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa ocurrida en 2014. […]

Comparte

Toluca, Estado de México; 22 de junio de 2019.– Un video, que recientemente salió a la luz pública, vuelve a poner bajo la lupa las irregularidades y vicios que se han presentado durante la investigación que realizan las autoridades mexicanas por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa ocurrida en 2014.

Sobre este asunto, el periodista Pablo Ferri, del diario español El País, describe lo que ocurre en esas imágenes en donde uno de los detenidos por este caso es interrogado… es torturado. Amarrado y con los ojos vendados, le colocan una bolsa en la cabeza para asfixiarlo, solo a medias, solo para presionarlo.

 

 

“Desde que iniciaron las investigaciones,las acusaciones contra agentes de diferentes corporaciones por torturar a detenidos han sido una constante. En marzo de 2018, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó un informe en el que aseguraba que al menos 34 detenidos habían sido torturados. En 23 de los casos, los detenidos señalaban a agentes de la policía ministerial, adscrita a la fiscalía federal. Uno de los 23 es el hombre que aparece en el video”, destaca la nota.

Se recuerda entonces que ya en el 2018, esos procedimientos para lograr confesiones a través de la tortura provocó que un tribunal federal pidiera la reposición del procedimiento, tras recibir diversas denuncias por estos hechos. 

El hombre que aparece en el video es identificado como Carlos Canto quien fue detenido el 22 de octubre de 2014, en Iguala, Guerrero, por agentes de la policía ministerial y elementos de la Secretaría de Marina en los primeros días de la investigación,  luego de que la desaparición de los estudiantes, tres semanas atrás, según consta en el expediente de este caso, y según refiere El País.

“En el video, Canto aparece visiblemente asustado. Una voz le pregunta: "¿Dónde crees que se los llevaron, cuántos dices que se llevaron ahí?"y él, atropellado, contesta: "A Mezcala, fácil se llevaron a 12 o 13. Iban sentados en camionetas". "¿Dónde se los entregaron?", dice la voz, sugiriendo que los que se llevaron a ese grupo de estudiantes de Iguala, se los entregaron a otras personas. "En Tomatal", contesta. Es decir, en una de las salidas de Iguala, rumbo al sur, rumbo a Mezcala, rumbo a Chilpancingo, la capital del Estado”, narra Pablo Ferri.

Presuntamente, de acuerdo a esa declaración, -y según El País- los estudiantes mencionados serían una parte de los 43 que viajaron en cinco autobuses y que fueron agredidos por policías de Iguala, quienes los obligaron a bajar de las unidades para luego subirlos a patrullas rumbo a Chilpancigo y fue entonces que no se volvió a saber nada de ellos.

Pero la declaración de Canto, obtenida bajo tortura, vuelve a poner en entredicho la versión oficial que se ha manejado y en la que se afirma que todos los estudiantes fueron asesinados y quemados en un basurero en Cocula, cerca de Iguala. Ahora se requiere saber si realmente los jóvenes estuvieron, en algún momento, en Mezcala, como dijo bajo presión el detenido.