Advierte Episcopado que caso de sacerdote pederasta debe llegar a quienes lo encubrieron

Comparte

Se solicitó a los Legionarios de Cristo que Fernando Martínez fuera dimitido del estado clerical, pero que no perdiera su vinculación con la congregación para tenerlo bajo supervisión.

Comparte

La Conferencia del Episcopado de México (CEM) advirtió que la investigación sobre los abuso contra menores, cometidos por el sacerdote Fernando Martínez, integrante de los Legionarios de Cristo, debe llegar a la negligencia, omisiones o encubrimiento de miembros de esa orden religiosa.

En conferencia de prensa, el sacerdote Pedro Pablo, integrante del Consejo Nacional de la Protección al Menor del CEM, explicó que del producto de las investigaciones contra Martínez se solicitó a los Legionarios de Cristo que fuera dimitido del estado clerical, pero que no perdiera su vinculación con la congregación.

Según el religioso, dicha medida no pretende buscar un privilegio para Fernando Martínez, sino para que siga bajo supervisión de alguien mientras la autoridad busca una manera de actuar, porque a su parecer los delitos contra ese sacerdote ya prescribieron hace años.

“Y están buscando tanto las víctimas como nosotros y asociaciones que defienden a víctimas de delitos sexuales la manera de proceder contra Fernando Martínez, mientras la encuentran nosotros creemos que es importante que la congregación supervise al padre”, precisó.

El ministro religioso insistió que no buscan privilegios para el padre Martinez con la decisión de que no pierda vinculación con los Legionarios de Cristo, sino para que esté en supervisión y no vaya a cometer más delitos o huir de la autoridad.

Además, anunció que solicitaron que lo traigan a México lo más pronto posible por si la autoridad lo requiere, a fin de que pueda estar a disposición de la misma.

El también vicario judicial del tribunal de la Diócesis de Monterrey llamó a las víctimas a pelear por la reparación del daño, porque es un derecho que tienen como parte de la justicia.