Crean bolsa orgánica que se degrada en un mes

Comparte

Esta bolsa está hecha a partir de residuos orgánicos que permiten que se reintegre al suelo en un lapso de tres semanas a un mes.

Comparte

En la búsqueda de fuentes naturales y renovables para mejorar la degradación de los residuos orgánicos, Paula Gómez y Victor Flores, estudiantes universitarios, fabricaron una bolsa orgánica que, además de ser biodegradable, agiliza el proceso de desintegración de la basura orgánica pues está hecha a base de residuos de este tipo.

Te puede interesar: Basura Cero, reducir
desechos, no incinerarlos

Ya’ax Chiim es el nombre de este proyecto que, al no contener plásticos ni resinas con las que se elaboran las bolsas tradicionales, se degrada en un lapso que va de tres semanas a tres meses. Además, crea una composta que puede servir de abono para plantas y otros cultivos.

Paula Gómez y Victor Flores, adscritos al Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México, dijeron durante una entrevista televisiva que a diferencia de otros bioplásticos que al descomponerse generan microplásticos, esta bolsa produce un residuo orgánico que puede ser aprovechado para que otros microorganismos se alimenten y así la bolsa puede reintegrarse a la tierra.

Victor Flores dijo que quieren vincularse con empresas que antes producían plástico, pero la materia prima serían residuos de otras industrias, como la agrícola y la ganadera, para producir el biofilm.

También lee: Protegen al medio ambiente,
pero afectan empleos

Mediante esta alianza, ellos podrían fabricar sus bolsas a gran escala, mientras que las empresas recuperan las pérdidas generadas a partir de la prohibición de las bolsas de plástico en diversas ciudades del país.