Skip to content Skip to footer

En PAN-Toluca la prueba del Ácido para Juanro

 

1.- La prueba más dura a la que se enfrentará Juan Rodolfo Sánchez Gómez en su desbocada carrera por volver a ser candidato del PAN a la alcaldía de Toluca, es la del Ácido.

Sin embargo, si logra superar las resistencias bien localizadas en su partido, podría lograr el objetivo sin mayores complicaciones.

En la memorabilia panista están los registros de lo que fue la actuación de Juanro en las dos últimas elecciones constitucionales en la capital del estado.

 

2.- Él y su equipo principal fueron en contra directa de Juan Carlos Núñez Armas y Mónica Fragoso, convirtiéndose así en artífice de la derrota de Acción Nacional y el regreso del PRI.

Para todos Juanro pactó con Enrique Peña Nieto, esa es la mancha que deberá limpiar.

Y vaya que lo está haciendo, él es el candidato del Obispo Chavolla, pactó con un grupo principal en la capital y las circunstancias los han convertido en el antídoto para el veneno de una coalición con PRD, lo que lo convierte, al menos en apariencia, de nuevo en un aspirante muy conveniente para EPN.

Pero su apuesta no es ganar Toluca para el PAN.

Los motivos son otros.

 

3.- Por default se resolvería la permanencia de los actuales consejeros electorales en el cargo que ostentan, ya integrados al INE.

En la propia reforma constitucional, aún inacabada por la falta de las leyes secundarias vitales, está contemplada la ratificación automática de los servidores que estén en funciones en una fecha predeterminada.

Esa parece ser una ruta segura para garantizar que el gobierno estatal no perderá el control, esencial, de las elecciones en su aspecto local.