Autoridades, las más señaladas por agresiones a ambientalistas

Comparte

De 2012 a 2019 se registraron 499 ataques contra personas defensoras del medio ambiente, la tierra y el territorio.

Comparte

Foto: Especial

Las autoridades son constantemente señaladas como las presuntas responsables de agresiones contra los defensores de los derechos ambientales, expuso Manuel Llano, director de la asociación civil CartoCrítica, durante la presentación del Informe sobre la situación de las personas defensoras de los Derechos Humanos ambientales 2019.

El documento elaborado por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental en conjunto con CartoCrítica documenta que en los últimos siete años, de 2012 a 2019, se registraron 499 ataques contra personas defensoras del medio ambiente, la tierra y el territorio.

“Fue posible observar una supuesta mayor implicación de estas agresiones por parte de las autoridades a nivel estatal. Las autoridades son el principal agresor señalado y las agresiones que más cometen son la criminalización, las amenazas y las agresiones físicas”, se señala en el documento.

“Además, las autoridades mexicanas también han sido señaladas en el 75 por ciento de las agresiones del sector industrial, 64 por ciento del desarrollo turístico y el 62 por ciento de las vías de comunicación”, se detalla.

Sin embargo, hay otro alto porcentaje de los ataques en donde no se identifica directamente al agresor.

Otros agresores son: las empresas, el crimen organizado, los grupos armados, los paramilitares y los medios de comunicación.

Según el informe, los defensores del medio ambiente son estigmatizados a través de campañas de desprestigio y agresiones digitales.

“La estigmatización es en definitiva darle un disvalor a lo que se hace, es un proceso de deshumanización que facilita actos de violencia posteriores en este proceso de desvalorar y deshumanizar”, explicó Reneaum Panszi.

“El Estado es deliberadamente omiso en la falta de la debida diligencia en las investigaciones de los ataques contra los defensores”, acusa.

“A los casos más trágicos les persigue la impunidad. Porque se amenaza y se mata en este país porque se puede, se puede amenazar y se puede matar prácticamente sin ninguna consecuencia. En un país donde se tiene más del 98 por ciento de índices de impunidad en el sistema penal”, agrega.