Se dice que

Comparte

No son pocos los que han escuchado a Paco Vázquez explotar en cólera por los desplantes de Juan Rodolfo.

Comparte

El Comité Coordinador de Lucha (Cocol), uno de los grupos en conflicto con la autoridad universitaria, ha subido la apuesta radicalizando su táctica política para conseguir lo que pretende. Para liberar las instalaciones escolares que mantiene tomadas, ha lanzado la exigencia al aire de destituir al rector, el mismo con el que reclamaban diálogo. Parecería que los chicos no perciben que están desnaturalizando el movimiento, deslegitimándose frente a la propia comunidad estudiantil y la sociedad en general. ¡Autofagia! 

*

Con toda la experiencia que tiene, el secretario Técnico del Gabinete Universitario, Jorge Bernáldez, comprenderá al dedillo aquella vieja máxima de que en política no hay casualidades, sólo causalidades, y tomará con filosofía las acusaciones -sin pruebas- que le ha enderezado un grupo de denunciantes anónimos guarecidos en la facultad de Ciencias Políticas. Los hervores de la sucesión suben la temperatura a toda la UAEMex y, parece, a quien empiezan a ver hacia arriba es a Bernáldez.

*

Las versiones sobre supuestos conflictos entre el alcalde y el secretario del Ayuntamiento de Toluca abundan. Con detalle se cuentan los desencuentros entre ambos derivados en su mayoría, dicen, por la arrogancia del edil, quien anda insoportable. No son pocos los que han escuchado a Paco Vázquez explotar en cólera por los desplantes de Juan Rodolfo. Las pullas entre el número uno y el número dos nunca han tenido finales felices. Al tiempo.

*

Muy calladita, muy de bajo perfil, pero la maestra Delfina Gómez hace brecha todos los días para repetir como candidata de Morena a la gubernatura. Podrán decir misa el resto de los wannabes morenosos, pero ninguno con el capital de la simpática delegada del gobierno federal que mantiene la sencillez de una ama de casa. Quizá su punto mas débil sea el grupillo de canallas que la rentabilizan presentándola casi como su amanuense.

*

Aquellos que hasta con cierto morbo se preguntan dónde andará Ruiz Esparza, ahora que se habla de que puede ser juzgado por corrupto, podrían fácilmente disipar sus dudas, que le pregunten al coordinador administrativo de la Secretaría General de Gobierno, Valentín Aguilar Garza, su consuegro. Gerardo y Valentín, además de buenos y viejos amigos, han emparentado por vía de sus hijos quien dichosamente pronto los harán abuelos.