Se dice que…

Comparte

Mucha gente sigue como si nada en sus actividades cotidianas, le puede más la necesidad económica que el miedo al contagio.

Comparte

El sistema público de salud del Estado de México está tan deteriorado desde hace años, que es muy probable que ante la epidemia por el nuevo coronavirus colapse. Aunque el tema se ha mantenido fuera de la agenda política del cambio, esta parecería la coyuntura correcta para el deslinde de responsabilidades y para la aplicación de los correspondientes castigos. El daño que se causó durante el sexenio anterior a la sanidad pública, de la entidad más poblada de México, es terrible y no debería quedar impune.

*

El Estado de México será, por razones elementales de lógica y aritmética, el estado mexicano con más contagios por COVID-19. Hasta hoy, los argumentos objetivos indican que el pronóstico apocalíptico, que ha causado la histeria colectiva, es poco probable. Primera semana de la contingencia y sólo 35 infectados en una población de 17 millones 250 mil personas, según las cifras 2019 de COESPO, no es ni el 0.01 por ciento.

*

Mucha gente sigue como si nada en sus actividades cotidianas, le puede más la necesidad económica que el miedo al contagio. Las pérdidas que provocará la paralización serán enormes para una economía como la nuestra, sostenida en buena medida por la informalidad. Si la gente no trabaja, no come.

*

La respuesta del sector salud, con Gabriel O´Shea a la cabeza, ha sido la correcta, llegando hasta el límite de sus posibilidades. Quien quizá tendría que salir ahora a hablar con la gente es el secretario de Desarrollo Económico, Enrique Jacob, para explicar cuál es el plan para pasar esta contingencia. 

*

La secretaria del Trabajo, Martha Hilda González Calderón, también tendría que salir a tranquilizar a la gente, a garantizarles la defensa férrea e innegociable de sus derechos. En el Estado de México, Alsea ha dejado sin ingresos a cientos, tal vez miles, de trabajadores de VIPs, Starbucks, El Portón, California Pizza Kitchen, PF Chang, Burger King, Domino´s, Italiannis, etcétera. General Motors también ha mandado a descansar a los trabajadores de su planta en Toluca. Y así hay decenas de casos. De ellos nadie está hablando en el gobierno. 

*

Sería muy útil que las autoridades sanitarias den a conocer el número de contagiados por municipios, ayudaría mucho a las medidas de prevención. Hasta ahora esa información no está disponible.     

  • Estamos hablando de