Prevención y cuidado de COVID-19, responsabilidad de todos

Comparte

La responsabilidad de prevenir los contagios no depende sólo del personal de salud, si no también de que la población siga las recomendaciones sanitarias

Comparte

Hasta hoy, el número de pacientes con COVID-19 en México es de 475 y, a diferencia de países como España, esta cifra no ha mostrado aumentos repentinos debido a las medidas de prevención implementadas desde la semana pasada. El infectólogo José Pérez López ahondó en el tema durante el especial Todo lo que tienes que saber del coronavirus, de esta casa editorial.

Se espera que en un par de semanas la curva de contagio alcance su punto más alto en el país, explicó el especialista en infectología durante una conversación con los doctores Sandra García y Mario Ramírez. Sin embargo, acciones como la limpieza y desinfección de manos y superficies, la Jornada de Sana Distancia son medidas preventivas que podrían reducir el número de contagios en México.

Al respecto, ahondó en que la compra desmedida de alcohol para elaborar geles sanitizantes no es una acción tan adecuada, porque cuando hay materia orgánica en las manos, este material no tiene mucha eficacia. Lo ideal es primero hacer un lavado profundo de manos y, después, aplicar el alcohol en gel.

El doctor Pérez López insistió en recomendar la permanencia en casa y, sobre todo, en evitar la automedicación, pues algunos fármacos han tenido efectos adversos en algunas personas que los utilizan. “Hasta el momento no hay un tratamiento específico para el COVID-19”, expresó.

Capacidad de respuesta del sistema de salud mexiquense ante COVID-19

El especialista en infectología habló también acerca de la capacidad de respuesta del sistema de salud del Estado de México en dos sentidos: por un lado, desde la perspectiva político-administrativa, y, por otro, desde la perspectiva médica.

Respecto al ámbito político-administrativo destacó el hecho de que se está brindado capacitación al personal médico, así como a las enfermeras y enfermeros que laboran en los hospitales designados para atender a los pacientes con COVID-19. También destacó la adquisición de material para tratar a los posibles enfermos.

En cuanto a la parte médica, el doctor Pérez López mencionó que el país en general tiene una ventaja, pues los médicos de aquí están nutriéndose de los conocimientos generados en otros lados del mundo donde la crisis no se atendió con previsión.

Sin embargo, la responsabilidad de prevenir los contagios no depende exclusivamente del personal de salud, si no también de que la población siga las recomendaciones emitidas por las autoridades, especialmente las referentes a la Jornada de Sana Distancia.

De no acatarse, continuó, los contagios crecerían exponencialmente, lo cual dificultaría la capacidad de atención en los hospitales disponibles para atender a pacientes con COVID-19 donde los recursos son limitados. Por eso “hay que que ser responsables, proactivos, pero conscientes de la dimensión de la enfermedad”, recomendó a la población el doctor José Pérez López.