Se dice que

Comparte

Sobre el hermano del expresidente, Arturo Peña, era público y sabido su absurdo proceso de enriquecimiento, en 12 años paso de pequeño empresario a multimillonario potentado.

Comparte

Sobre el expresidente Peña y su gente, ya no sorprende lo que les encuentran, sino lo que falta por encontrarles. De la “Casa Blanca” a la “Sociedad Mercantil Plasti-Estéril, S.A.”, la reputación del hombre que gobernó al Estado de México y al país ha quedado totalmente destrozada. El juicio popular está hecho: él y los suyos fueron y son unos corruptos contumaces. Más abajo no se puede.

*

Sobre el hermano del expresidente, Arturo Peña, era público y sabido su absurdo proceso de enriquecimiento, en 12 años paso de pequeño empresario a multimillonario potentado. Era tal el volumen de su riqueza que se volvió imposible ocultarlo. El era el responsable de los negocios. Arturo fue -o es-, para Enrique, “el hermano cómodo”.

*

La mano que roba se puede ocultar, la que gasta no. El nivel de vida que tiene el expresidente Peña y su familia es de élite. Su ritmo de gasto es exactamente el mismo que hace 12 años cuando fue gobernador o hace 6 cuando estaba en la plenitud del poder en la presidencia. Desde hace poco más de dos años no tiene actividad profesional remunerada, técnicamente está desempleado, pero viaja en gran plan por todo el mundo.

*

Parece que todo esta dispuesto para que el próximo año el expresidente Peña y algunos de sus más cercanos colaboradores sean llamados a juicio, que se les detenga imputados por actos de corrupción, un gran golpe mediático que influiría notablemente en el ánimo de los electores en favor del presidente López Obrador, la 4T y Morena. Parece que el diseño es así, administrar la persecución hasta 2021 y extraer mayor rentabilidad política. Ese puede ser el golpe que borre al PRI.

*

La donación salarial que ofrecieron y publicitaron diputados de la bancada de Morena en la Legislatura −no todos habría que aclarar−, se deformó en un deleznable acto de falsa filantropía, en un engaño al pueblo. Resulta que simulan entregar integro sus salarios, pero por atrás, a escondidas, se les reintegra al menos la mitad con fondos presupuestales. Circula un audio del presidente de la Junta de Coordinación Política, Maurilio Hernández, explicándoles en reunión privada como les devolverá el dinero, quien lo entregará y de dónde saldrá. Una chapuza de escándalo. Esta columneja tiene en su poder la grabación para su transcripción y próxima publicación, íntegra. Estén atentos.