Poder Judicial del Edomex prolonga suspensión de actividades hasta el 30 de junio

Comparte

Se podrán adelantar actividades presenciales en distintos distritos judiciales

Comparte

La justicia no hace pausas, a pesar de la contingencia sanitaria por el covid-19, las actividades del Poder Judicial del Estado de México han continuado parcialmente con el apoyo de la tecnología y mediante guardias presenciales.


En ese contexto y a 42 días de que iniciara la suspensión de labores de órganos jurisdiccionales y unidades administrativas, el presidente de ese poder, Ricardo Sodi Cuéllar, anunció que se prolonga la suspensión de las mismas hasta el 30 de junio.


Sin embargo, advirtió que, de acuerdo con lo que marque el semáforo sanitario de regreso seguro, se podrán adelantar actividades presenciales en distintos distritos judiciales o en municipios con instalaciones del Poder Judicial.

Destacó que se conservan las guardias presidenciales para atender asuntos penales, casos de pensión alimenticia y las demandas por violencia familiar, al tiempo que resaltó que la mayor parte de las actividades judiciales se han podido realizar a través del tribunal electrónico
Desde hace 5 años, durante la gestión del ex presidente del PJEdomex, Sergio Medina Peñaloza, se inició un proceso para el uso de tecnología para atender y aplicar la justicia a través del complejo de telepresencia, la creación de juzgados en línea y de la firma electrónica para juicios y el expediente electrónico.


De acuerdo con información del Poder Judicial mexiquense, durante la contingencia se han otorgado más de 4 mil firmas electrónicas, las cuales son indispensables para que las partes y los litigantes puedan ingresar a los servicios del tribunal electrónico que atiende 40 procedimientos judiciales.
A través de las guardias presidenciales se han desahogado 262 juicios para alimentos y 150 de violencia familiar, mientras que en materia penal se han realizado mil 922 audiencias.


“Para el Poder Judicial del Estado de México la vida y la salud es prioridad, pero también estamos conscientes de que la administración de la justicia es una de las actividades esenciales que no deben suspenderse” expresó Sodi Cuéllar a través de un video difundido en las redes sociales de este poder.
Agregó que “los mexiquenses que viven un proceso judicial penal familiar civil o mercantil ven profundamente impactada su vida las víctimas piden justicia y los imputados pretenden su libertad o la certeza de conocer su situación jurídica”.


En ese contexto afirmó que del funcionamiento del tribunal mexiquense dependen de muchas maneras la vida y el bienestar de la población de la entidad.


Además destacó que la reanudación total de los servicios judiciales “se hará de forma planificada ordenada y de conformidad con las disposiciones de la autoridad sanitaria competente”.


Sobre el funcionamiento del tribunal electrónico, la licenciada en derecho Ivonne Gómez Pérez, catedrática en Derecho Administrativo, Laboral y Constitucional de una institución privada, cuestiona su efectividad.


Esto principalmente porque se requiere que los litigantes de las dos partes involucradas en un juicio deben contar con la firma electrónica, y señaló que no todos los abogados en la entidad cuentan con ella, por lo que no siempre es posible que se realice un juicio a través de ese tribunal.


A eso se suma, explicó, que si una parte cuenta con la firma electrónica y la otra no, no hay forma legal para obligar a esta última a que la obtenga, e incluso puede ser una estrategia que le convenga para aplazar el caso de manera que se busca reanudar el juicio hasta que se regrese a la normalidad.


Por ello consideró que el tribunal electrónico puede funcionar sobre todo en casos nuevos.