¿Quiénes son los hermanos Casarrubias?

Comparte

Mario, Sidronio y ahora José Ángel fueron capturados en municipios del valle de Toluca, incluida la capital mexiquense

Comparte

Detenido este lunes en Metepec, José Ángel Casarrubias Salgado “El Mochomo”, por quien se ofrecía 1.5 millones de pesos de recompensa, es señalado como uno de los presuntos responsables en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Es el cuarto integrante de esa familia que enfrenta la justicia. Sus otros tres hermanos también del cártel Guerreros Unidos: Mario, Sidronio y Adán Zenén fueron capturados en 2014 y 2015. Sidronio también está implicado el caso Ayotzinapa.

Mario, Sidronio y ahora José Ángel fueron capturados en municipios del valle de Toluca, incluida la capital mexiquense.

Los hermanos

Mario, alías “El Sapo Guapo”

Fue el fundador de Guerreros Unidos, luego de que se detuvo a los hermanos Beltrán Leyva, para quienes trabajaba. Lo conformó con ex integrantes de otros grupos delictivos que operaban sobre todo en Guerrero y Michoacán.

Lo capturaron en Toluca en abril de 2015 por delitos contra la salud, delincuencia organizada, portación de armas de fuego, homicidio, secuestro y extorsión.

Sidronio

Se convirtió en el líder de Guerrero Unidos tras la captura de su hermano Mario. Vinculado con la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, fue capturado en Lerma en octubre de 2014 y recluido en el penal de El Altiplano, en el Estado de México.

Adán Zenen, “El Tomate”

Se presume que él fue el que continuó con el liderazgo del cártel. Sin embargo, fue aprehendido el 29 de octubre de 2015 en Cuernavaca, Morelos. La entonces Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía, lo trasladó al Centro Federal de Readaptación Social número 11 de Hermosillo, Sonora.

El quinto hermano

Tras la captura de Sidronio, apenas tres semanas después de la desaparición de los normalistas, trascendió que los hermanos delincuentes tienen otro hermano, Alfredo, que es integrante de las Fuerzas Armadas.
Sin embargo, el Ejército decidió mantener en privacidad su historial de servicio en protección del “derecho a la vida privada”.

La detención en Metepec de “El Mochomo”, líder de Guerreros Unidos

La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo en el municipio de Metepec a Ángel Casarrubias Salgado, alias “El Mochomo”, presunto líder del cartel “Los Guerreros Unidos” y a quien se le relaciona con la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de Ayotzinapa.

De acuerdo con el diario La Jornada, la detención se realizó el pasado miércoles y fue ingresado al Centro Federal de Readaptación Social Número 1, El Altiplano, en Almoloya de Juárez.

Al “El Mochomo” se le señala como el autor material del secuestro y desaparición de los estudiantes normalistas, en hechos ocurridos en septiembre de 2014.

La FGR ofrecia un millón y medio de pesos de recompensa por cualquier información que llevara a la captura de Casarrubias.

El martes próximo, el líder de Guerreros Unidos será presentado ante un juez de control, quien determinará la legalidad de su detención y le informará de los cargos por los que fue aprehendido.

La agencia antidrogas de Estados Unidos había identificado desde 2013 a “Guerreros Unidos” como uno de los cárteles más peligrosos responsable del trasiego de droga y de introducir heroína y fentanilo al país del norte.

En el informe sobre la Amenaza Nacional de Drogas 2017, se advertía que “Guerreros Unidos” había creado una extensa red en Estados Unidos para transportar y distribuir drogas, principalmente heroína, en vehículos de pasajeros o mezclados con mercancías legítimas transportadas en tráileres.

De acuerdo con la de DEA, “Guerreros Unidos” fue fundado en 2011 como resultado de una escisión del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, comenzó a operar en el estado de Guerrero y posteriormente se extendió hacia varios municipios de Morelos y el Estado de México, hasta llegar a ciudades importantes del sur, este y oeste medio de Estados Unidos.

En mayo de 2017, su hermano Mario Casarrubias Salgado y/o José Carlos Mendoza Salgado, alias “El Sapo Guapo”, fue detenido en Toluca, por delitos contra la salud, delincuencia organizada y portación de armas de fuego para uso exclusivo de la fuerzas armadas, así como homicidio, extorsión y secuestro entre otras.

Además se le señaló como el principal distribuidor de droga hacia Chicago, Estados Unidos, a través de tráileres que transportaban frutas y autobuses de pasajeros, en su tránsito hacia el norte del país.