Se dice que

Comparte

Los hermanos Casarrubias Salgado, Mario, Sidronio y Angel, llegaron a Metepec a mediados del año 2002 con sus jefes, los temibles hermanos Pineda Villa, Alberto, “El Borrado”, y Mario, “El MP”, operadores principales de Alfredo Beltrán Leyva para el Cártel de Sinaloa

Comparte

Los hermanos Casarrubias Salgado, Mario, Sidronio y Angel, llegaron a Metepec a mediados del año 2002 con sus jefes, los temibles hermanos Pineda Villa, Alberto, “El Borrado”, y Mario, “El MP”, operadores principales de Alfredo Beltrán Leyva para el Cártel de Sinaloa, que en ese entonces controlaba la plaza del Estado de México. Todos compraron casa en los fraccionamientos más caros y tradicionales y se afincaron. Era su santuario, nadie se metía con ellos y se hacían pasar como prósperos empresarios. Las historias sobre sus buenas relaciones con personajes de la clase política de entonces abundan. No es ninguna sorpresa que Ángel, “El Mochomo” Casarrubias, haya sido capturado en Metepec, como antes Mario, “El Sapo Guapo”, cayó en Toluca y, Sidronio, por rumbos de Lerma. El narco desde hace años está bien metido aquí.

*

A propósito de organizaciones criminales que operan en el Estado de México, poco se habla de Alejandro Carranza Ramírez “Chito Cano”, el hombre de Cártel Jalisco Nueva Generación en el sur mexiquense, que ha desatado una violenta disputa por el control territorial contra los hermanos Hurtado Olascoaga, Johny y José Alfredo, líderes de la Familia Michoacana junto con Medardo Hernández Vera. Es demencial lo que está pasando, particularmente en el llamado “Triangulo de la Brecha”.

*

Por más ruidoso y ostentoso que sea, el FRENAAA, o mejor conocido como frente anti- AMLO, no es más que un movimiento testimonial con poquísimos activistas y menos simpatizantes. En el Estado de México no ha logrado reunir ni a un par de miles convocados, ridículo para una entidad con un padrón electoral de mas de 12 millones de votantes. Cero y van tres eventos y no levantan. Así será prácticamente imposible que logren su propósito de remover de su cargo al presidente.

*

En la larga lista de aspirantes a la rectoría de la UAEMex hay considerar con posibilidades reales a 5 integrantes del gabinete universitario, 3 investigadores y al menos un par de directores. Sin reparo, con transparencia, todos han exteriorizado su legítimo anhelo de participar en el proceso. Falta todavía mucho, cierto, pero las cosas ya están en marcha.

*

Las posibilidades económicas del gobierno del estado para un aumento salarial a profesores y burócratas son muy reducidas, casi nulas. No hay dinero, los ingresos se han caído por la depresión económica que ha generado la pandemia. Es asunto es delicado, quizá el más grave en el horizonte inmediato. Los secretarios de Finanzas, Rodrigo Jarque, y de Educación, Alejandro Fernández, están sentado en un barril de pólvora.