PSG vive un calvario en la nueva temporada

Comparte

Cuando Neymar va bien, el PSG funciona. Pero la ecuación también se cumple en el sentido contrario.

Comparte

Proliferación de casos de covid-19 tras unas polémicas vacaciones, derrotas, peleas, expulsiones y Neymar acusando de racista al defensa español del Marsella Álvaro González… Tras jugar la final de la Champions el París Saint-Germain vive un calvario en la nueva temporada.

– ‘Muchos sudamericanos…’ –

En agosto el París Saint-Germain disputó por primera vez la final de la Champions, cayendo 1-0 ante el Bayern Múnich. La semana pasada inició la Ligue 1 con dos partidos, dos derrotas por 1-0 ante el recién ascendido Lens y su peor enemigo, el Marsella, el domingo en el primer Clásico que pierde en nueve años.

El PSG mostró su peor cara en un partido eléctrico disputado en el Parque de los Príncipes. El árbitro tuvo que mostrar 14 amarillas y cinco jugadores fueron expulsados, tres de ellos del campeón francés (Neymar, Laywin Kurzawa y Leandro Paredes). 

“El Marsella vuelve loco al París”, tituló este lunes en portada el diario L’Equipe. “El partido se convirtió en una pelea callejera”, señaló Le Parisien, criticando a un equipo capitalino que “cayó en la trampa de la provocación”.

“Somos un equipo con muchos sudamericanos, un equipo con una mentalidad que nos da cosas especiales. Tenemos un ‘mix’ muy emocional”, intentó justificar el técnico del PSG, el alemán Thomas Tuchel.

Según el capitán Marquinhos, que se recupera del covid-19, a su equipo le faltó protección. Sin el brasileño ni su compatriota Thiago Silva, que lució el brazalete en los últimos años y que ha fichado por el Chelsea, el PSG echó en falta un líder en el terreno.

– Neymar, líder contrariado –

Cuando Neymar va bien, el PSG funciona. Pero la ecuación también se cumple en el sentido contrario.

Las últimas semanas del astro brasileño resumen la trayectoria de su club, que ha sufrido un aterrizaje brutal tras rozar el cielo en la final de Lisboa: El brasileño se contagió del nuevo coronavirus, como otros seis jugadores, entre ellos Kylian Mbappé, convirtiendo al PSG en uno de los clubes europeos más castigados por la pandemia.

Muchos jugadores del PSG, la mayor parte de ellos contagiados, había compartido vacaciones en Ibiza ( Neymar, Di María, Paredes, Marquinhos, Mauro Icardi, Keylor Navas, Ander Herrera…) y según las fotografías que publicaron en las redes sociales, sin respetar los gestos barrera para evitar la propagación del coronavirus, una situación que provocó un aluvión de críticas en Francia.

Recuperado para el Clásico, el regreso a la competición de Neymar debería haber supuesto un golpe de moral. Pero no fue el caso.

El número 10 fue expulsado en la prolongación del duelo tras haberse mostrado muy nervioso los 90 minutos y haberse enfrentado a varios jugadores del Marsella, principalmente a Álvaro González, al que luego acusó de haberle proferido insultos racistas.

“Mi único lamento es no haber golpeado en la cara a este tonto”, señaló Neymar en las redes, tras ver la roja por dar un golpe en la cabeza al español.

– Efectivo limitado –

En su rueda de prensa, Tuchel subrayó el partido “excepcional” de Neymar, la “gran actuación de su equipo”, que controló “todo”, un análisis que sorprendió a los periodistas.

Tras caer en Lens el jueves, el PSG no suma ni puntos ni goles en dos jornadas, algo que no le ocurría desde 1978. La recepción del Metz el miércoles se anuncia crucial, mientras el técnico sigue trabajando sin varios de sus jugadores importantes, debido al covid-19, bajas a las que hay que añadir los tres expulsados y la falta de fichajes.

Marquinhos e Icardi podrían regresar el miércoles, mientras que Mbappé lo haría el domingo ante el Niza.

“Tenemos un grupo pequeño, debemos aceptar que las cosas no son fáciles, está claro que ahora vamos a sufrir”, reconoció Tuchel.