Toluca FC: diez años de fracasos

Comparte

Su dueño, Valentín Diez, hijo del histórico dueño Don Nemesio, ha tenido un actuar discreto tendiente a lo ausente.

Comparte

El Club Deportivo Toluca ha cumplido diez años sin ser campeón. Diez años en los que no ha roto los récords de finales de los noventa y principios de los dosmil. Actualmente está en una racha que no es nueva. Se ha construido la “triste” fama. ¿Qué han hecho directivos, técnicos y afición en ese periodo

Dirigentes

Toluca ha tenido cambios en su estructura. Su dueño, Valentín Diez, hijo del histórico dueño Don Nemesio, ha tenido un actuar discreto tendiente a lo ausente.

Por otro lado, la presidencia ha sido ocupada por varias personas. En 2007, Fernando Corona ocupó ese lugar. En su cargo, los Diablos consiguieron sus dos últimos campeonatos: Apertura 2008 y Torneo Bicentenario. A su salida, su lugar lo ocuparía Santiago Velasco. Un año más tarde, Corona regresaría al cargo y se quedaría en él hasta el 2013.

Después de esa etapa llegó un vacío en esa figura hasta que, en 2017, año del centenario del equipo, Toluca nombró a Francisco Suinaga como presidente deportivo, cargo que ha mantenido hasta la fecha.

Este nombramiento vino después de una exitosa organización del centenario que comenzó en 2015 con la remodelación del Estadio Nemesio Diez. Suinaga, en ese entonces director comercial del equipo, encabezó el proyecto de 800 millones de pesos.

En tres de las cuatro tribunas del estadio se agregó una bandeja extra lo que aumentó la capacidad; se techó la totalidad del estadio y se construyó un estacionamiento con capacidad para mil 500 automóviles.

Otro personaje que dio de qué hablar fue Jaime León del Toro, director deportivo, encargado de los fichajes del club. La afición lo acusó de hacer malas contrataciones y con el hashtag #FueraJaimeLeon presionaron para que saliera del club. El exjugador Antonio Naelson Sinha ocupó su cargo, mismo que mantiene hasta el momento.

Técnicos

Después de la salida de José Manuel el “Chepo” de la Torre en 2010, en el Toluca se utilizó la estrategia de reciclar ídolos del pasado o técnicos probados. En esos diez años desfilaron por el equipo Héctor Hugo Eugui (ídolo como jugador); Wilson Graniolatti (segundo periodo); Enrique Meza (segundo periodo); José Saturnino Cardozo (ídolo como jugador); Hernán Cristante (ídolo como jugador); José Real (interino); Ricardo Lavolpe (segundo periodo), y el Chepo de la Torre (segundo periodo). Ninguno tuvo éxito.

Afición

Los últimos diez años la afición se ha hecho presente en los buenos y en los malos ratos.

En el centenario del club los grupos de animación La Perra Brava, La Banda del Rojo y Los Hijos del Averno convocaron a una caravana a la que acudió gran cantidad de aficionados. La avenida Morelos de la capital mexiquense se llenó de color rojo de las banderas, los “trapos” y el papel picado. Un ambiente de alegría.

Pero en tiempos tormentosos los fanáticos de los Diablos también han estado ahí.

En 2019 Toluca disputó los octavos de final de la Copa de la Concacaf. En el partido de ida, en Estados Unidos, los rojos perdieron 3-0. En el de vuelta, en La Bombonera, un gran número de gente acudió al estadio.

Luego de dos goles en contra y con la llave perdida, la afición recriminó al equipo cantando “Jugadores, no sean mercenarios, jueguen por esta gente, que paga su salario”.

Actualmente el equipo no logra ganar en el torneo. Acumula seis partidos consecutivos perdidos y comienza a tener problemas en la tabla porcentual, una situación que ya tiene, al menos, diez años.