Skip to content Skip to footer

Acepta Papa Francisco Renuncia del Obispo Marcelino Hernández

Marcelino Hernández se vio involucrado por presuntamente encubrir a un sacerdote pederasta en la arquidiócesis de México donde era obispo auxiliar

La conferencia Episcopal Mexicana anunció que la “renuncia” presentada por el obispo Emérito de Colima, Marcelino Hernández Rodríguez fue aceptada por el Papa Francisco, presentada en el mes de mayo, tras cumplir 75 años de edad.

A través de un comunicado de prensa, la Nunciatura Apostólica, a través de la Secretaría General de la Conferencia del Episcopado Mexicano, comunicó que su santidad el Papa Francisco, aceptó en conformidad con el canon 401§ 1del Código de Derecho Canónico, la renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis de Colima.

Cabe mencionar, que el Obispo Emérito de la Diócesis de Colima, Marcelino Hernández Rodríguez, cumplió 49 años de vida sacerdotal, de acuerdo con el Código de Derecho Canónico “un Obispo Diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad, presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, quién lo aceptará, después de considerar todas las circunstancias”.

Por su parte el Papa designó al cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, como administrador apostólico de la Diócesis de Colima, hasta encontrar al nuevo obispo.

¿Pederasta?

Marcelino Hernández se vio involucrado por presuntamente encubrir a un sacerdote pederasta en la arquidiócesis de México donde era obispo auxiliar.

Entre 2015 y octubre de 2016 se vio obligado a declarar ante un juzgado en la Ciudad de México, junto con el obispo de Culiacán, Jonás Guerrero, acusado de lo mismo.

En 2007 la víctima denuncia al sacerdote ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), el cual se encontró culpable y suspendió del ejercicio sacerdotal y en 2016 fue tenido por los cargos de violación.

Se trata del sacerdote Carlos López Valdés, preso por abusar sexualmente de un acólito menor de edad en la parroquia de San Agustín de las Cuevas entre 1994 y 1999.

En febrero de 2019, el joven abusado anunció en entrevista con el diario El Universal que iniciaría una demanda contra los obispos Jonás Guerrero y Marcelino Hernández, por su presunta participación en el encubrimiento del cura pederasta.

Con información de Proceso