Ícono del sitio AD Noticias

Acusan a Pre$ta Prenda de fraude

La sucursal de la casa de empeños Pre$ta Prenda, de Banco Azteca enfrenta una demanda por la pérdida de joyas y por exigirles a los pignorantes el refrendo de las mismas.

De acuerdo con el portal de noticias locales, Periódico a fondo, las personas afectadas, denunciaron que al acudir a pagar el préstamo para recuperar sus joyas, los empleados les comunicaron que estas habían desaparecido.

Tras comunicar a los pignorantes que sus joyas no estaban, aun así les informaron que tenían que pagar el refrendo.

Bajo el argumento de que varias alhajas de oro habían desparecido, varios pignorantes que acudieron a la sucursal de empeño ubicada en la calle Hermenegildo Galeana y denunciaron que han pasado más de tres meses y los administradores de la casa de empeño no les han devuelto sus joyas.

Dos de las afectadas, Beatriz Cristina Ambrosio Miranda y María Sagrario Morales, manifestaron que el día 7 de marzo de este año, acudieron  al establecimiento Pre$ta Prenda, donde empeñaron tres dijes y un rosario de oro, que además del valor monetario, tiene un gran valor estimativo ya que fueron regalos.

Dijeron que no salieron satisfechas por la cantidad recibida, ya que sus alhajas fueron valuadas demasiado bajo.

Luego del primer mes, Beatriz y María, acudieron el local, para pagar el préstamo y recuperar sus joyas, pero tras entregar las boletas, los empleados al ir a buscarlas, estas no fueron encontradas.

Aseguraron los encargados, que las joyas se habían perdido debido a un incendio que había ocurrido en el establecimiento.

Las afectadas, dijeron que a tres meses de lo sucedido, los administradores de Pre$ta Prenda, ni siquiera han tratado de llegar a un arreglo.

Supuestamente, la casa de empeño, cuenta con un seguro que ampara la prenda a través de la aseguradora de Seguros Azteca Daños, S.A de C.V,  con cobertura amparada  múltiple empresarial  que  señala, “todo riesgo de daño físico” donde indica que la entrega de indemnización será a partir de 20 días hábiles a partir del siniestro, todo pago se realizará en efectivo.

A más de 90 días, no han sido devueltas ni pagadas las joyas.

Salir de la versión móvil