Skip to content Skip to footer

Apoyará Rubido al Edoméx

El recién nombrado comisionado de Seguridad Nacional, Monte Alejandro Rubido, reconoció que la ola de violencia que se registra en el Estado de México, en especial en los municipios que colindan con el Distrito Federal amerita la intervención del gobierno federal, para que logre reducir su incidencia.

Durante una entrevista para Milenio TV, el funcionario federal dijo que "hoy en día la situación que se está viviendo (de violencia) en el Estado de México, principalmente en las zonas Valle de México y oriente, amerita que sumemos todas nuestras capacidades, nuestros esfuerzos (del gobierno federal) con el gobierno del estado".

Rubido García precisó que a la ciudadanía no le interesa si los delitos que se cometen en el Estado de México, en el DF o si son del ámbito federal o local, lo que le importa es que las corporaciones policiacas atiendan el problema de inseguridad y que los delincuentes sean encarcelados.

El Comisionado fue cuestionado sobre los dichos del edil de Nezahualcóyotl, Juan Zepeda quien denunció que personal de su administración ha sido victima de extorsiones, a lo que respondió “la Policía Federal está en la mejor disposición de apoyar a los gobiernos de los estados para combatir también el delito de extorsión.

En otra entrevista concedida al noticiero Primero Noticias, fue cuestionado sobre el inicio de operaciones de la Gendarmería nacional, la cual dijo se tiene previsto arranque en el mes de junio con cinco mil elementos, y aseguró que algunos elementos serán enviados al Estado de México, especialmente al Valle de México, para realizar labores de prevención del delito.   

Finalmente fue cuestionado sobre el comportamiento de Joaquín “El Chapo” Guzmán, asegurando que ha mantenido un comportamiento tranquilo en el penal de Almoloya y dijo que confía en los protocolos de seguridad del penal mexiquense, por lo que tiene la certeza de que el capo no se volverá a fugar.

Esta es la primera vez que autoridades federales reconocen y hablan de la ola de inseguridad y violencia que azota a la entidad mexiquense, caso contrario a los dicho por el gobernador Eruviel Ávila, quien en días pasados dijo que el problema era “temporal y atípico” y pidió comprensión a los habitantes de la entidad ante este problema, prometiendo que en breve daría buenas noticias al respecto.