Apariciones

“Caso Larcamón II” e historias de falsificaciones  

Por Ignacio “El Fantasma” Suárez

Antes de hacer la segunda entrega del “Caso Larcamón” debo ofrecer disculpas a mis lectores por mi dislexia al escribir mal el apellido del muy buen técnico y admirado argentino del que sigo pensando que, junto a Liliani, es de los candidatos ideales para resucitar a las Chivas. Hubiera sido más fácil culpar al maldito corrector, pero en casa me enseñaron que cuando uno la cajetea, se debe reconocer el error y este es el caso. 

Aclarada la dislexia, procedamos a puntualizar mis dichos con los hechos. Debo reconocer que sonreí cuando al poco tiempo de haber publicado mi columna en AD Noticias hubo una respuesta inmediata; un auténtico “nado sincronizado” emitiendo comunicados oficiales –tanto de Doña Fede, como del Puebla– para desmentir y corregir a este “mentiroso” periodista. 

Y les digo que sonreí porque mi experiencia, mi olfato periodístico, la confianza en mis fuentes –anónimas pero oficiales– y mi investigación alrededor del entorno de Larcamón me daban la certeza de que había dado en el blanco. ¡Había vicios en el registro, la renovación del permiso de trabajo y el contrato del técnico! Y aunque es un derecho, debemos reconocer que, lamentablemente, la justicia en México nunca es ni pronta ni expedita. 

Desmentidos "oficiales"

Con este entendido, concluí que los comunicados oficiales de Puebla y Doña Fede emitidos fast track –más que desmentir a este periodista “metiche”– se realizaron con la intención de dar carpetazo al asunto; apagar las llamas de un peligroso incendio mediático que exhibiría sus pocos pulcros procesos, controles y registros. 

Tendría que ser o muy ingenuo o muy tarugo para imaginar que el Puebla y Doña Fede declararían lo siguiente en el comunicado :

“Debemos reconocer que el “pinche” fantasma Suárez tiene la razón. Descubrió que no habíamos renovado el permiso de trabajo de Larcamón, por el que su registro no es reglamentario y procederemos a quitarle los 34 puntos por alineación indebida tal como señala en su columna”.  

Por supuesto que NO, eso sería inimaginable. Pasó lo que pasa en la política y en la vida. ¿Qué sucede cuando la novia o la esposa nos cachan en una movida? ¡Negamos todo!, ¿o no? Esa negativa rotunda es el “comunicado oficial” de las relaciones, comunicado al que, por cierto, las esposas celosas tampoco le creen. Bueno, “El Chapo” Guzmán sigue asegurando que es un humilde agricultor y no un narcotraficante. 

Mundo feliz, una utopía

Si los comunicados “oficiales” siempre dijeran la verdad, los periodistas NO tendrían razón de existir. Los diarios serían simples recolectores de información oficial, misma que a priori se daría como cierta. No se dudaría de nada, no se corroborarían los datos y los lectores creerían fielmente lo dicho por los políticos, las empresas, las instituciones. Un mundo feliz y perfecto, pero una perfecta utopía. 

La historia y los hechos les dan poca credibilidad a Doña Fede y los clubes. Según ella, el Puebla es de Manuel Jiménez, pero todos sabemos que es de Salinas Pliego. Doña Fede y Yon de Luisa presumieron oficialmente tener una fianza de 10 millones para pagar deudas y ni hay fianza y las deudas siguen. Son como “La chimoltrufia” unas veces dicen una cosa, al día siguiente otra. Doña Fede y Big Brother son lo mismo, las reglas siempre cambian. ¿Usted cree en los comunicados? Estaría en su derecho, yo no creo en ellos.  

En 1988, Doña Fede negó oficialmente que hubiera utilizado cachirules en eliminatoria olímpica. Invitaron a la FIFA a investigar, el resultado fue un castigo de dos años por usar cachirules. Y la lista de mentiras en comunicados oficiales es inmensa. No por ello, todos los comunicados mienten, también hay excepciones.  

La llamada

Esa misma tarde, un funcionario de Doña Fede se comunicó conmigo y me dijo: “Mi Nacho, me hubieras preguntado lo de Larcamón, te hubiera dicho. Yo aquí en mi escritorio tengo los papeles. Tiene visa y permiso renovado en diciembre del 2021 al 2024, está bien”. Sonreí y le respondí: “no lo dudo que puedas tener papeles, pero el sistema cibernético del Instituto Nacional de Migración tiene registrado otras fechas, no tenía visa desde diciembre. ¿Ya se checaron que ese permiso o papeles NO sean falsos? ¡Estamos en México!”. De inmediato me respondió-: “NO tendrían porque meter documentos falsos, no los pudieron hacer ayer…”  

Me reí de su respuesta, quedó de enseñarme esos papeles y comer posteriormente. Le dije que al menos yo, seguiría investigando, preguntando, contrastando información, que mis fuentes eran muy confiables y funcionarios del INM. Le propuse que en Doña Fede hicieran lo mismo, yo no me iba a “tragar” tranquilamente la historia del comunicado “oficial” como si ese papel fuera dogma de fe. No es secreto que, en México, la falsificación de documentos es una industria que ha crecido mucho y raya en la perfección.

Magos de la falsificación

En la plaza Santo Domingo, de la Ciudad de México, en cuestión de horas puedes conseguir cualquier documento oficial falso; un pasaporte te cuesta 8 mil pesos; un INE idéntico y plastificado, tres mil; un certificado de vacunación de COVID con código QR, mil quinientos; una visa o permiso de trabajo, un formato de migración con sello y firmas de cualquier delegación o estado de la República en cuatro mil. Vienen con sellos de las instituciones y hasta con las calcomanías o “timbres de protección” que según, impedirían su falsificación.  

Puedes tener una nueva profesión al instante, puedes ser doctor, ingeniero, arquitecto en minutos y egresar de cualquier carrera. ¡Es impresionante! Da clic en este enlace de rojo y te asombraras de la increíble similitud. Solo un experto o la corroboración de los datos en el sistema de las instituciones darían cuenta de que son documentos falsos.  Precisamente por esto, es que un periodista NO puede afirmar que con solo ver el documento acredita su veracidad, eso es pecar de ingenuo, aunque en mi pueblo les dicen de otra forma. 

¿Por qué solo creer y no investigar?

Ante el entorno aquí detallado, los antecedentes, la información que no coincide y que choca, por LO MENOS existe la duda razonable para que los clubes posiblemente afectados por este registro antirreglamentario como Toluca, Xolos, Querétaro, Necaxa y otros investiguen de manera legal y oficial ante las autoridades Migratorias, de Gobernación y Relaciones Exteriores, y les señalen si los documentos que tiene la Federación y los que aparecen en el sistema del Instituto Nacional de Migración coinciden en fechas, tiempos y procesos como lo marca la ley. Si yo fuera un club afectado, eso haría, saldría de dudas, sentaría un precedente y si alguien mintió en su registro podría evitar el pago de muchos millones de pesos. 

Ahora vayamos a descubrir las inconsistencias legales y las mentiras que aparecieron en los comunicados oficiales donde presumiblemente desmintieron que el registro y la obtención del permiso de trabajo de Larcamón era irregular. Lo haremos con los propios datos, video y documentos que el propio equipo hizo públicos en diferentes fechas. El Club Puebla aseguró que el técnico había cumplido en tiempo y forma con los requisitos migratorios para obtener el permiso de trabajo. 

"Harakiri" poblano

En el último renglón y remarcado en letras negritas para resaltarlo asegura que la renovación de Larcamón, “abarca del 10 de diciembre del 2021 al 09 de diciembre del 2024”. Justo en esta aseveración de la vigencia se presenta la primera y grave inconsistencia legal en el registro, pues contraviene los preceptos de la ley de inmigración. Puebla, La Liga Mx y un servidor tenemos una coincidencia; reconocemos que Larcamón tiene un contrato de trabajo registrado ante la FMF con vigencia a diciembre del 2023. 

La ley establece que un permiso de trabajo para un extranjero se puede otorgar el tiempo que dura su contrato o incluso por un tiempo MENOR a la vigencia de temporalidad de su oferta de trabajo; pero NUNCA por un tiempo MAYOR a la caducidad o vigencia de la oferta laboral. Es decir, puede tener un contrato de trabajo por dos años y otorgarse un permiso por UN solo año -cómo sucedió con Larcamón- pero la Ley impide, que, teniendo un contrato vigente por dos años, se le otorgue un permiso por tres o por cuatro años, eso es ilegal e irregular.

Especialista en migración

Sobre este punto medular hablamos con la Licenciada María Cristina Dorantes, una importante exfuncionaria que laboró por muchos años en el Instituto Nacional de Migración. Hoy asesora en la materia y accedió a explicarme esta irregularidad en la renovación de Larcamón. A esta especialista le preguntamos de manera directa: ¿qué determina el tiempo o la vigencia de un permiso de trabajo; lo decide el club de forma unilateral o la oferta de trabajo? “La carta que yo doy del ofrecimiento laboral hace las veces de un contrato, que yo a él lo requiero en tal puesto, con tal ingreso, le voy a pagar con tales prestaciones hasta TAL FECHA, esa carta oferta laboral es la que manda para que entonces el instituto nacional de migración, le dé su visa, su permiso de trabajo ya a través del canje. 

El pasado 18 de mayo del 2022, el club Puebla anunció –con un video institucional–la renovación de Nicolás Larcamón, en su cuenta oficial de Twitter. Al minuto el buen técnico afirma: “a partir de hoy les podemos anunciar que junto a mi cuerpo técnico hemos renovado y estaremos al frente del equipo los siguientes torneos”. El video cierra con una foto del técnico alzando los brazos y el año 2023 más grande que la foto*  

Jaque mate

La fecha y el año es claro: ¡2023! Larcamón tiene contrato hasta esa fecha, si la Ley de Inmigración no permite que se expidan permisos de trabajo más allá de la vigencia de temporalidad de este, ¿cómo es que Puebla afirma que tiene permiso hasta el 2024? Eso a todas luces es, de menos irregular, sino ilegal. Era momento de preguntarle a la especialista Cristina Dorantes:  

“Yo contrato a un técnico que es argentino, que se llama Nicolás Larcamón y le doy una oferta de trabajo hasta diciembre del 2023. Ustedes como Instituto Nacional de Migración, ¿pueden emitir una visa hasta el 2024 aunque mi oferta de trabajo sea vigente un año antes?  “¡No! –y repite– ¡no!  Aquí va en función total y específicamente y hay que ser respetuosos del empleador, porque el empleador me da la garantía que va a estar realizando las actividades por las cuales se le está dando la autorización de ese visado…” 

Preguntamos entonces: ¿en qué artículo de la ley de inmigración puedo buscar donde se maneje la temporalidad de la oferta de trabajo y que no se puede expedir más allá de la vigencia de la oferta de trabajo? Minutos después nos hizo llegar los artículos específicos sobre el tema. El número 115, del Reglamento de la Ley de Inmigración, que en un apartado indica: “El instituto autorizará la expedición de visa de visitante con permiso para realizar actividades remuneradas y la de residente temporal de ACUERDO A LA TEMPORALIDAD DE LA OFERTA DE EMPLEO”. 

El Artículo 156 del mismo reglamento de la Ley de Inmigración también hace referencia a la vigencia: “Cuando el residente temporal obtenga un permiso de trabajo, la tarjeta que acredite su condición de estancia TENDRA LA MISMA VIGENCIA QUE LA OFERTA DE EMPLEO” ¿Así o con manzanitas amigos del Club Puebla? 

Evidencia en video

Volvamos al video “oficial” de la renovación del técnico. Al segundo 46,  se observa la mano de Larcamón firmando un nuevo contrato -obviamente se trata de una nueva oferta laboral, una nueva vigencia, por ende necesitaría otra renovación de permiso de trabajo. Esto demuestra, con el mismo video del Puebla, que en ese momento –18 de mayo del 2022– Larcamón NO tenía contrato firmado hasta el 2024; por lo tanto, no podía tener renovado y vigente el permiso de trabajo hasta esa fecha como aseguró Puebla que lo tenía desde el 2021. ¿O acaso estaba firmando un doble contrato del que tampoco sabe inmigración o Doña Fede?

La evidencia es contundente, fue un “harakiri”; con su comunicado, con su video, el Puebla puso en evidencia la existencia de irregularidades legales. Pero no nos quedaremos solo en sus propias palabras. Nuestra fuente –un alto funcionario del Instituto Nacional de Migración– accedió a hablar con nosotros siempre que guardáramos el anonimato y distorsionáramos su voz para que no se identificara. De lo contrario, su empleo estaba en riesgo, sería sancionado y dado de baja por mostrar la pantalla del sistema o proporcionar información sobre ella.

Ratifica, tenía permiso vencido

Aun así –con el riesgo, pero con la confianza–, el funcionario accedió a hablar del tema. Él está seguro de lo que ha visto en su pantalla del INM y nos lo ratifica;  ¡Larcamón tenía vencido su permiso desde diciembre del 2021!: “Es tan sencillo como esto. Si logras conseguir la tarjeta de él, la anterior –permiso original de trabajo de Larcamón– viene ahí vigencia, del 10 de diciembre del 2020 al nueve de diciembre del 2021, ¡esa la tiene! Pero si tú consiguieras la actual –el permiso de trabajo original vigente– va a aparecer que es desde 22 o 25 de julio hasta el 24 de julio del 2024. ¡No hay forma en sistema de alterar eso!  La voy a conseguir entonces, repliqué. Porque seguramente eso hicieron. “¡Si, claro, claro! porque ahorita ya vi las notas y dicen: ‘no es cierto, el periodista escribió y no es cierto y NO. ¡El documento estuvo vencido, el día que yo lo consulte, ¡el documento estuvo vencido!

Laguna sin cubrir

“Ellos no pueden manipular el sistema. Tú ahorita puedes decir: ‘ok, si dice Puebla que están en orden en la Federación que muestren el formato migratorio que como ustedes dicen (Puebla y FMF) fue renovado el 10 de diciembre del 202, que no va a ser así. El formato que él (Larcamón) tiene ahorita debe decir 22 o 25 de julio del 22 o sea esa laguna de diciembre (2021) a julio (2022) no la pueden cubrir”. 

Siete meses sin permiso

¿Cuánto tiempo estuvo él (Larcamón) sin esa madre? Él estuvo con el documento vencido desde diciembre, eso es un hecho. No hay más. Si alguien o tú te dan la información por el tema de transparencia, cuando te dan el FM (forma migratoria) te lo dan en físico y te dan una hoja, donde vienen dos FM; es decir, es una copia. Ahí viene la foto y viene así como cancelada y viene ahí que fue entregada, viene la fecha. Si te quieren ayudar en transparencia, te lo pueden enviar totalmente. Entonces ahí se va a ver que la forma migratoria venció el 10 de diciembre -¿Del 21?, interrumpí. Sí así es, y la siguiente renovación fue el 22 o 25 de julio del 22. Ahí hay un lapso de 7 meses” 

Ahí tiene las incongruencias legales y de fechas en los propios dichos del Puebla en torno a la vigencia del permiso de Larcamón. Tiene la postura cómoda de Doña Fede de no investigar, de no corroborar, de dar como cierto la posible existencia de que documentación anómala con la que fue registrado el técnico y que de ser así provocaría una cascada de alineaciones indebidas y retiro de 34 puntos al Puebla. ¿Por qué no verificar legal y oficialmente? ¿Por qué no transparentar el tema?  

Si muestran el formato de migración vigente de Larcamón, cualquier persona, usted o yo legalmente podríamos mediante una denuncia pedir a la autoridad migratoria, a la secretaria de Relaciones Exteriores que certifique su autenticidad pues sería un documento público. Estaría de lujo, ¿no? No es mala leche, ni fobias contra nadie, a Larcamón mi admiración y respeto por su gran capacidad, es el menos culpable del tema.

Gignac y una carta apócrifa

El uso de documentos falsos para trámites migratorios NO sería una novedad para Doña Fede. Nuestra informante del Instituto Nacional de Migración nos confesó como fue que André Pierre Gignac evitó correr el peligro de ser expulsado de México por presentar un documento falso: una carta de NO antecedentes federales apócrifa.   

“Gignac, como mucha gente encontraron un abogado que se les acercó y les dijo: ‘como no hay citas yo les hago el trámite de la carta de antecedentes. Yo les hago la carta y metieron cartas apócrifas. Incluso Gignac cuando vio el pedo, a mí me dijo mi amigo de las cartas (en Gobernación): ‘oye hay un problema fuerte con Gignac y otras gentes, ya cuando vio el pedote, Gignac fue a la procuraduría y dijo: ‘vengo a comparecer voluntariamente, a decir que me confié de una persona que me entregó una carta de antecedentes no penales; pero no fue con la intención, a mí me dijeron que me hacían el trámite’. Ya no sé sí le dieron o no la carta (de naturalización) pero mucha gente fue timada así. –¿A Gignac le dieron una carta de antecedentes? Sin dejarme terminar la pregunta el funcionario me interrumpió. Una carta de antecedentes no penales ¡falsa! –a lo que pregunté incrédulo- ¿Falsa? Sí, ¡falsa!  

Este hecho pudo ser un escándalo internacional mayúsculo, afortunadamente bien asesorado por sus abogados Gignac acudió voluntariamente a declarar a la Fiscalía. De esa manera evitó una sanción muy grave, ya que la utilización de documentos falsos tiene una pena desde 4 a 12 años de prisión y la expulsión del país en este caso, que la hubiera provocado un vivales con el que el francés cayo. 

Ahora apreciable lector tiene mayores elementos para emitir su propio juicio, puede creerle a Doña Fede, a los comunicados del Puebla, a mi informante o la abogada especialista en temas migratorios. No pretendo tener la razón absoluta, pero hay muchos elementos que generan, al menos, las suficientes dudas razonables para investigar a fondo este tema lleno de fango y de incongruencia, para aclararlo. Doña Fede llora, patalea, se queja de que se daña a la industria, pero no hace nada por transparentarla, sigue escondiendo el estiércol debajo de la alfombra y eso, créanme hace más daño que un buen o mal reportaje.  

Me despido por hoy, con una frase que me encanta: 

“Si una persona dice que llueve y otra que no, tu trabajo como periodista NO es darles voz a ambas. Es, abrir la puta ventana y ver si está lloviendo.

 Decálogo del Periodista

*Da clic a los títulos del texto marcados en rojo te enviarán al link de la información que El Fantasma” emite como referencia o evidencia.   

COMPARTE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp