Skip to content Skip to footer

Ciudad de México flexibiliza restricciones pese a crítica ocupación hospitalaria

Debido al incremento en la velocidad de los contagios del nuevo coronavirus, México registra la semana más mortífera de la pandemia

Ciudad de México flexibilizó este viernes su estado de máxima alerta al permitir el funcionamiento de algunos restaurantes y otros comercios, pese a que la red hospitalaria se encuentra desbordada ante el rebrote de covid-19.

El “semáforo rojo”, que rige desde el pasado 18 de diciembre y restringe las actividades no esenciales, se mantendrá por una semana más, permitiendo no obstante el servicio de restaurantes con terrazas o espacios en exteriores a partir del próximo lunes, dijo la alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum.

“Estamos en semáforo rojo, en la Ciudad de México siguen creciendo las hospitalizaciones, pero somos sensibles a lo que está ocurriendo, por eso llamamos a reactivar sin arriesgar”, señaló la mandataria en rueda de prensa.

Con una ocupación hospitaliaria de 91%, la capital es el epicentro de la pandemia en el país latinoamericano, con 387.517 casos confirmados y 24.357 defunciones hasta el jueves.

La máxima alerta fue decretada cuando la metrópoli de unos nueve millones de habitantes se hallaba con 75% de las camas hospitalarias ocupadas.

En la última semana se registraron 4.464 hospitalizaciones, según la Agencia de Innovación Digital Pública (ADIP), como consecuencia de las reuniones de Navidad y Año Nuevo.

Debido al incremento en la velocidad de los contagios del nuevo coronavirus, México registra la semana más mortífera de la pandemia, con un promedio de 983 fallecimientos diarios entre el 8 y el 14 de enero.

En total el país, de 128 millones de habitantes, contabilizaba hasta el jueves 137.916 defunciones y 1,58 millones de contagios, lo que lo convierte en el cuarto más enlutado en números absolutos.

Como parte de la flexibilización, los restaurantes con áreas abiertas podrán atender en sus mesas hasta las seis de la tarde. Los dueños y empleados de estos negocios venían protestando para exigir el fin de las restricciones.

Otros comercios del Centro Histórico fueron autorizados a dar servicio por ventanilla, mientras que algunos gimnasios podrán funcionar en espacios al aire libre como parques.

Asimismo, los supermercados están autorizados a operar las 24 horas para evitar aglomeraciones.

El vecino Estado de México -que forma parte de la Zona Metropolitana del Valle de México- también anunció la prolongación de la máxima alerta por una semana, al registrar una ocupación hospitalaria de 84%.