Confirman padres de familia: las tabletas de la SEP de los más “corrientito”

Luego de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer que el 50 por ciento de las tabletas electrónicas entregadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) a niños de quinto grado de primaria en 2014 y 2015 presentaban diversas fallas, Alfa Diario realizó un sondeo donde se confirmó lo dado a […]

Luego de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer que el 50 por ciento de las tabletas electrónicas entregadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) a niños de quinto grado de primaria en 2014 y 2015 presentaban diversas fallas, Alfa Diario realizó un sondeo donde se confirmó lo dado a conocer por la ASF.

Así lo constató Miguel Ángel Sánchez, padre de familia quién explicó que hace un año una de estas tabletas le fue entregada a su hijo, alumno de la Escuela Primaria Ignacio Zaragoza en Metepec, la cual dijo, ha presentado problemas con el puerto de carga por lo que fue necesario comprar un cargador nuevo en dos ocasiones.

Las tabletas que formaron parte del  Programa de Inclusión y Alfabetización Digital (PIAD) también fueron objeto de robo, tal como lo señaló Graciela Romero, quien detalló que a pocas semanas de su entrega,  las tabletas fueron robadas en una Primaria ubicada en el Fraccionamiento Galaxias cerca de Temoaya  y ya no fueron repuestas.

“Después la cambiamos a una escuela en La Cruz Comalco y ahí nos dijeron que teníamos que comprarle otra tableta y bajarle las aplicaciones que tenía la otra, pero ya no se la compramos…”.

Otro caso es de Adriana García, en 2015 le entregaron la tableta a su hijo, alumno de Primaria en San Mateo Otzacatipan; sin embargo, hace mucho que no la usa ya que comentó el sistema precargado fue bloqueado: “La encendemos  y sale una carita triste, dice actualizando sistema y de ahí ya no pasa, en la escuela no se la quisieron arreglar porque dicen que es el sistema…”.

No todos los casos tienen opiniones negativas, varios de los entrevistados aseguraron que la tableta sigue usándose con normalidad, como ejemplo Brenda Ferrer: “Mi hija la obtuvo en quinto año en 2015 en la Primaria Justo Sierra de Toluca, por lo que yo pude percatarme si algún alumno sufría perdida o la tableta salía mal se hacia un cambio, hasta la fecha todavía la usa para hacer tareas…”.

Otros padres señalaron que el descuido de los alumnos ocasionó fallas en las tabletas como el display roto y coincidieron que depende del cuidado que muestren los estudiantes con sus herramientas de estudio.

“Esa tableta todavía sigue funcionando, traía precargados programas educativos afines al ciclo escolar, es compatible con Internet, trae un sistema operativo parecido a Windows 8 no es Android como las convencionales, sé de varios niños que jugando las tiraron, las mojaron, las bloquearon y ya no funcionaron igual…”.