Crece con Del Mazo casi al doble inversión en ayuda social

Por: Violeta Huerta

La administración de Alfredo Del Mazo Maza aumentó en un 70.90 por ciento la inversión en programas sociales, en comparación con lo que su antecesor, Eruviel Ávila Villegas, repartía; pero desapareció ocho programas y decidió concentrarse en mujeres, personas de la tercera edad y niñez indígena.

 

Te recomendamos: Presupuesto de Egresos 2021 favorece programas sociales y recorta a entidades autónomas

 

El último gasto que hizo la anterior gestión estatal fue de 4 mil 190.6 millones de pesos, mientras la actual destina este año 7 mil 161.9 millones de pesos para sólo seis programas sociales, de los cuales el Salario Rosa por sí solo supera todas las vertientes que tenía el gobierno anterior, pues concentra 4 mil 713.6 millones de pesos.

Los sectores atendidos siguen siendo los mismos, pero con distinto peso. Antes las mexiquenses estaban contempladas en el programa “Mujeres que logran en grande” con 894 millones de pesos y ahora están en Salario Rosa con 4 mil 713.6 millones, es decir, cinco veces más recursos.

¿Qué programas desaparecieron?

La anterior administración tenía un eje exclusivo para seguridad alimentaria, otro para las comunidades, uno para infancia en grande, 4×1 migrantes, futuro, gente y adultos en grande, apadrina un niño indígena, jóvenes que logran en grande, vivienda indígena, ramo 15, ramo 20 y Programa de Infraestructura Indígena.

Para los infantes solo persiste el de niñez indígena, en el que varios servidores públicos colaboran apadrinando a un menor; se atiende a la población indígena en general, pero no específicamente con vivienda, ni con infraestructura, sino con despensas.

El programa de atención a jóvenes sigue presente, pero la inversión bajó de 67.8 a 40 millones de pesos, aunque sigue la entrega de canastas alimentarias como principal apoyo a adultos mayores, y en el caso de mujeres lo principal es la aportación en efectivo.

¿Cuánto gasta en estos programas?

De los 7 mil 161.9 millones destinados a programas sociales 4 mil 713.6 millones son para el salario rosa, mil 512 millones para canastas, otros 816.7 millones para personas adultas mayores, 64.5 millones para la niñez indígena, 15 millones para el desarrollo indígena y 40 millones para la población joven.

 

Quizá te interese: Cada año aumenta gasto de programas sociales, pero la pobreza no disminuye en Edomex

¿Qué recibe la población beneficiada?

Las mujeres de 18 a 59 años de edad, que trabajan en el hogar y no reciban ningún ingreso tienen derecho a pedir el Salario Rosa, con el cual les entregan 2 mil 400 pesos bimestrales, depositados directamente en una tarjeta de débito. La población atendida es de 304 mil 45 mujeres.

Las mujeres que entran a este programa están obligadas a cursar alguno de los 31 talleres que otorga el gobierno mexiquense para que aprendan un oficio, y de esa manera puedan obtener recursos adicionales a su hogar, además de trabajar en él aproximadamente 53 horas a la semana, de acuerdo con estadísticas del Inegi.

Salario rosa con cobertura estatal

Si el programa Salario Rosa fuera generalizado y cubriera a todas las mujeres de 18 a 59 años de edad que se dedican al cuidado del hogar, sin retribución alguna, el gobierno necesitaría aumentar drásticamente la cifra, pues tan solo en la entidad hay 8.7 millones de mujeres, de las cuales 49.73 por ciento son económicamente activas, es decir 4.3 millones y otra parte muy similar no es económicamente activa. De estas últimas el 60 por ciento se dedica a los quehaceres del hogar, es decir 3.7 millones de mujeres, de acuerdo a Coespo.

Sin embargo de esta cifra habría que descartar a quienes tienen entre 12 y 17 años o son mayores de 59 años, además a quienes realizan doble función, laborando en el hogar y fuera de él, ya sea de manera formal o informal.

 

También lee: Salario rosa, una promesa incumplida para combatir la pobreza de las mujeres en Edomex

 

Por cada millón de mujeres que pudieran encuadrar en las tres características esenciales que señala el programa —de 18 a 59 años, labora en el hogar, no tiene empleo formal—, el gobierno necesitaría anualmente 14 mil 400 millones de pesos, es decir tres veces de lo que actualmente destina, sin que con esto se logre cubrir la totalidad de personas que encajan en el programa.

Como los recursos son finitos, este año solo se apoya a 304 mil 45 mujeres en una entidad con 8.7 millones de habitantes femeninas.

Otros programas

En el programa Familias fuertes entregan canastas alimentarias a una población de 569 mil 464 personas con carencias en alimentación, en condiciones de pobreza y, o en situación de contingencia. Se entrega una en caso de contingencia y hasta seis al año.

En el Apoyo a Personas Adultas Mayores el padrón autorizado es de 100 mil que cumplen con el requisito de ser mayores de 60 años de edad, en condición de pobreza y carencia por el acceso a la alimentación y, o en situación de contingencia.

 

Te recomendamos: Exhibe Órgano de Fiscalización opacidad en programas sociales y padrones

 

El de Niñez Indígena comprende a 10 mil menores de entre tres y 15 años de edad, en condición de pobreza, carencia de alimentos y que estén inscritos en una escuela pública de educación básica, a quienes se les entregan canastas alimentarias.

Desarrollo Integral Indígena es para personas mayores de 18 años que viven en zonas de pobreza y reciben bienes, maquinaria, equipo y, o materia prima no perecedera para el desarrollo de proyectos productivos indígenas, de acuerdo con la disponibilidad presupuestal, pero el costo del proyecto no debe exceder los 80 mil pesos, salvo casos plenamente justificados.

Ademas, 6 mil mexiquenses considerados dentro del programa “Jóvenes en Movimiento” es para estudiantes de 15 a 21 años, que viven en la entidad, en condiciones de pobreza multidimensional o vulnerabilidad por ingreso, para contribuir a su movilidad a quienes hacen una transferencia presupuestal de hasta 6 mil pesos.