Ícono del sitio AD Noticias

Cuatro trabajadoras de Recursos Materiales de Comunicación Social del Edomex denuncian a su jefe por acoso

mujeres-trabajadoras

Cuatro trabajadoras han hecho denuncias en distintas instancias por acoso sexual, hostigamiento, violencia laboral y abuso de funciones desde hace más de cinco meses contra Noel Millán Trejo, jefe del departamento de Recursos Materiales, en la Coordinación administrativa de la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado. Ante la falta de avances de sus procesos  han definido hacer público su caso.

No te pierdas: Mujeres jóvenes, las más afectadas por el desempleo en Edomex

Las denuncias realizadas por las 4 mujeres —al interior del área que maneja la imagen pública de Alfredo del Mazo— afectó sus condiciones de trabajo, ya que las autoridades decidieron cambiarlas de área, sin que se sancionara al responsable.

Los reclamos de violencia laboral y acoso a las trabajadoras, también son resultado del impulso de los movimientos de mujeres que han cobrado fuerza en el Estado de México y las han llevado a protestar en acciones como la marcha del 8 de marzo en Toluca donde hicieron patente su exigencia.

Carteles y pintas colocados en la Secretaría de la Mujer, durante la manifestación del 8M, Día internacional de Mujer Trabajadora. Fotos: Lourdes Espinoza

Las denuncias de acoso a las trabajadoras

Lourdes Espinoza

Es una trabajadora que desde el 2018, según explica, comenzó a sufrir acoso laboral y sexual por parte de Noel Millán: “pertenezco al área de comunicación social y yo estoy por cumplir 28 años trabajando y nunca me había pasado algo así”.

“En 2019  me empezó a quitar el internet. Me quitó las persianas que dividían su oficina de la mía. Me quitó la impresora y  quiere ubicarme en otra parte, porque no accedí a sus pretensiones”, expresa Lourdes quien tras agravarse la situación recurrió a denunciar a sus mandos.

Ahí empezó un doble calvario, enfrentar a su agresor junto a los procedimientos que encubrían al agresor.

“Después de que hice la primera denuncia. Me mandaba amenazas. Me mandaba recados y cuando regresamos a otro espacio me puso una cámara y cada vez más era acentuado el hostigamiento. Incluso con las personas que se relacionaban conmigo”.

Dos cámaras de vigilancia y la prohibición de que los demás interactuaran con Lourdes fueron las medidas que, de acuerdo con testimonios de dos de sus compañeras, implementó Noel. Esta medida también afectó laboralmente a quienes decidían seguir trabajando y conviviendo con ella. 

Te recomendamos: Efectos de la pandemia para las mujeres trabajadoras en el Edomex

El acoso llevó a la trabajadora a que acudiera a diversas instancias para presentar quejas y denuncias: la CODHEM, la Fiscalía, Secretaría de la Mujer,  la Secretaría de la Contraloría y su sindicato el SUTEYM; sin embargo, las resoluciones se orientaron a que ella fuera movida de área sin que se sancionaran las conductas de su jefe, por lo que fue “comisionada” en otra área del gobierno del estado.

Sigo siendo revictimizada porque ahora resulta que donde estoy dicen que llegue por conflictiva y no por un asunto de género, como problemáticas por quejarnos de un abusador”, concluye.

Carmen Maricela

Ella es una trabajadora de limpieza que ha tenido que sufrir los malos tratos de Noel, combinados a las difíciles condiciones de trabajar para una empresa outsorcing.

A mí se refería como la gordita, la chaparrita, la embarazada (…). Luego se quejaba de todo lo que hacíamos. El señor llegaba tomado. El 1 de octubre del 2020 llegó tomado, y mientras trabajamos nos mandó a tomar fotos y videos sin nuestro consentimiento, al grado que un chofer tuvo que defendernos”.

Luego de ese incidente en el que Noel Millán habría respondido con gritos y actos violentos, al día siguiente se comunicó a la empresa que contrató Maricela para pedir el cambio de ella y de otra de sus compañeras por presuntamente realizar mal su trabajo.

“Me cambian de área y me pasaron a amolar, yo vivo en san Felipe Tlalmimilolpan yo salía 7 30am-8am para llegar a mi trabajo. Ahora en el nuevo lugar tengo que salir antes de las 6 de la mañana; arriesgarme a  que me asalten, a que nos metan un susto”, señala Maricela.

Ella enfrenta estas y otras complicaciones derivadas de ser madre soltera y  tener una hija con displasia con un salario mínimo.

María del Carmen Reyes

Ella es otra trabajadora de limpieza —quien pese a ser empleada del gobierno del estado y sindicalizada— también fue afectada por las presuntas conductas de su jefe.

“En 2018 empecé a tener con Noel Millán situaciones muy agresivas. Era de las personas que pegaban en el escritorio y decía que no lo hacíamos pendejo, que sindicalizados o no, nos íbamos si él quería”.

Pese a su avanzada edad y que padece diabetes, Carmen denuncia que fue obligada a laborar en pandemia. “Yo estuve trabajando durante la pandemia, haciendo comisión de que no estaba trabajando, pero sí iba a trabajar, sí tenía que estar en un horario de 8 a 5 de la tarde por exigencia de Noel”.

Ante esta situación presentó una queja en el SUTEYM, sin embargo, la violencia continúo. “Él seguía agrediendo con que no estaba bien la limpieza, que la gente se quejaba, que no limpiaba bien. Yo opté por preguntarle a las personas de mi área que pasaba y las personas me decían que no se habían quejado”.

La solución que le dieron las instancias a las que acudió fue un cambio de área; pero ella se negó y hoy sigue enfrentando dificultades que considera son parte de un acoso laboral permanente que sufre por haber denunciado.

Ahora, las trabajadoras demandan la restitución y regularización de sus condiciones laborales, a la par de la destitución de su agresor y las personas que lo encubrieron.

Este medio buscó la posición de Noel Millán Trejo, sin embargo, hasta el momento de la publicación no hubo respuesta, además a trascendido de manera extraoficial que ante la difusión del caso ya se ha hecho un movimiento de Noel Millán de la dependencia, sin que se anuncie una sanción oficial.

Salir de la versión móvil