Skip to content Skip to footer

Cultura sonidera, la música que mueve al barrio

Al ritmo del sonido Cóndor en Calixtlahuaca se reactiva la convivencia, la identidad y la economía

Ha pasado un año y siete meses del momento más difícil que ha atravesado la cultura sonidera desde hace 70 años,  las restricciones por la pandemia cancelaron todo tipo de eventos públicos y los espectáculos tuvieron que limitarse a las redes sociales. 

Ahora las luces, los animadores, los negocios y el ánimo de los vecinos de Calixtlahuaca se mueven en torno al ritmo del Sonido Cóndor, que se presenta con aforo restringido y medidas de seguridad sanitaria; aunque para desavenencia de los organizadores, no todos los asistentes las siguen.

Te puede interesar: Suspende Secretaría de Salud de Edomex festivales, luchas y sonideros

El Sonido Cóndor llega con una “nueva esperanza” y “terapia” para la gente; así lo expresa Árnulfo Aguilar quien hace 40 años fundo este sonidero y desde entonces se ha convertido en uno de los más icónicos y queridos por el barrio.

“Cubrimos las necesidades de las poblaciones populares de la república mexicana y de parte de EU, ambientamos hacemos dinámicas, damos terapia musical para que el público pueda cambiar de estado de ánimo”, señala Arnulfo Aguilar quien luego de haber recorrido los distintos rincones del país, ya piensa en el retiro y las nuevas generaciones.

Como con otras culturas musicales como el sound system en Jamaica y el Hip Hop en Estados Unidos, el sonidero originado en los barrios bravos de la Ciudad de México siempre ha sido una alternativa para el esparcimiento y la convivencia de los sectores populares que difícilmente tienen acceso a otro tipo de entretenimiento; por eso también ha sido estigmatizado.

“Somos un fenómeno cultural, social y musical” refiere orgulloso Arnulfo, quien también reconoce que ahora el sonidero esta en “standby” por la pandemia y el cambio generacional.

Por muchos años el Sonido Cóndor se identificó con la figura del Che Guevara, pues como lo han expresado sus fundadores es una forma de decir que son del pueblo; manteniendo esa tradición el primero de octubre pasado visitaron Calixtlahuaca.

“Toluca es una de las mejores plazas para el ambiente sonidero, tuvimos la oportunidad de ser el primer sonidero que vino al estado de México” explica el histórico artista, quien también aprovecho el espacio para llamar a la población a que se vacune y actúe con responsabilidad pues la fiesta tiene que continuar (…)