Ícono del sitio AD Noticias

Declaran culpable a maestra de preescolar por abuso sexual contra alumna en Edomex

violencia-infantil


Un juez declaró culpable a una maestra de un kínder ubicado en el municipio de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, por el delito de abuso sexual contra menores de edad. En la audiencia, en la que el juzgado dio a conocer el fallo, se relató que la acusada atacó a su alumna de cinco años de edad, y le hizo tocamientos en sus genitales cuando se encontraba en los baños del preescolar.

Que no se te olvide: Niñas y adolescentes, las principales víctimas de violencia sexual en Edomex

Cuando declara la menor, yo la observo y aprecio a una niña segura de lo que está diciendo. Narra detalles precisos respecto de lo que vivió, comenta el hecho que ocurrió al interior del sanitario”. La acusada le dijo que no le dijera nada a su mamá. Ella no dice nada por miedo.

Durante todo el procedimiento radicado en la causa penal 213/2021, la maestra se declaró inocente y aseguró que la acusación se trataba de “una mentira” en su contra. Al respecto, el juez señaló que “si la niña hubiera estado mintiendo en algún momento su discurso hubiera variado por lo menos en detalles”. “Yo observo que ha mantenido su declaración en todo momento”, agregó.

Aunque el juez dictó una sentencia de al menos ocho años y diez meses de prisión y una multa de casi 50 mil pesos, la acusada salió en libertad. La madre de la víctima dijo a este medio que desconocía y no entendía la razón por la que la maestra no fue llevada a prisión:

La MP (ministerio público) me explicó un poco que ella tiene derecho a interponer un amparo por el que hay que esperar respuesta hasta seis meses y depende de eso se verá si cumple o no la pena en la prisión. Me decían que es parte del proceso que debe llevar ella como acusada, que tiene la oportunidad de apelar y entonces se resuelve esa apelación. Y en caso de que en la apelación también salga culpable ya se lleva a cabo la ejecución”.

En una solicitud dirigida a la Secretaría de Educación Pública (SEP), la institución informó que no ha abierto ninguna investigación interna por la denuncia de delitos graves en los últimos cinco años.

Familiares de la menor de edad que resultó víctima en el kínder de Cuautitlán Izcalli esperan que su caso no quede impune y que además, se retire la cédula de la maestra para evitar que otro niña o niño sea víctima del delito de abuso sexual.

De acuerdo al Código Penal del Estado de México en su artículo 270 y párrafo dos, el delito de abuso sexual es cometido por quien “ejecute en una persona menor de edad un acto erótico o sexual sin el propósito de llegar a la cópula o a quien lo realice en su presencia o haga ejecutarlo para sí o en otra persona”. Este delito se castiga con ocho a quince años de prisión y de quinientos a mil días de multa de salario mínimo.

Para la madre de la niña, el proceso de denuncia ha sido cansado y lleno de obstáculos: el ministerio público faltó de manera constante a las audiencias; hubo varios cambios en la asesoría jurídica y en representación por parte de la Fiscalía General del Estado de México, y la acusada logró llevar el proceso en libertad después de pagar una fianza y tras permanecer al menos dos meses en prisión.

Lee: Retrasa Ministerio Público audiencia de maestra que abusó sexualmente de niña en Cuautitlán Izcalli

El inicio del caso

Fue el 20 de octubre cuando autoridades mexiquenses detuvieron a una maestra del jardín de niños Profra. Evangelina Ozuna, acusada del delito de abuso sexual supuestamente cometido en junio de 2019 en contra de una de sus alumnas de tercer grado.

Los meses posteriores al hecho, la menor de edad presentó cambios en su comportamiento, “en las noches se despertaba llorando, se veía triste y apagada”, relató su madre en una entrevista. La familiar de la víctima explicó que luego de una conversación con su hija, supo que un par de meses atrás, la maestra le tocó sus partes íntimas cuando se encontraba en el baño de las niñas al interior de la escuela, según le explicó la niña, quien fue amenazada para no contar lo ocurrido.

En agosto del mismo año, la madre interpuso una denuncia por el delito de abuso sexual infantil contra la maestra. Las pruebas psicológicas y una video entrevista que se prolongaron hasta el mes de diciembre establecieron que sí hubo la existencia del abuso. “Las respuestas que ella da, su lenguaje corporal, sus expresiones y su relato… era obvio que una niña de su edad no puede inventar una situación así”, expresó la madre.

En medio de la pandemia por coronavirus a principios de 2020, fue hasta el 13 de octubre cuando un juez emitió una orden de aprehensión contra la acusada, quien fue arrestada el pasado 20 de octubre, a más de un año de los hechos.


México ocupa el primer lugar en casos de abuso infantil, con un registro de al menos 4 millones y medio de niñas y niños que son víctimas cada año, de acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).


El caso ocurrido en el kínder de Cuautitlán Izcalli no es la única modalidad en la que los menores de edad han sido víctimas de diversos delitos de índole sexual. Desde el año 2001, la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI) documentó que en 18 escuelas públicas y privadas se cometieron abusos sexuales a niños de forma organizada en siete entidades a nivel nacional, incluyendo el Estado de México. Los casos fueron presentados en el Informe Es Un Secreto.

Salir de la versión móvil