Skip to content Skip to footer

Dejan sin bancas a escuela de Toluca

.- Sin aviso de por medio, la Secretaría de Educación dejó sin bancas este lunes a 260 alumnos de la escuela primaria María Remedios Colón, de la ciudad de Toluca, los cuales tuvieron que tomar clases todo el día tirados en el piso.

Padres de familia hicieron un enérgico llamado al secretario de Educación, Raymundo Martínez Carbajal, para que devuelva a los menores el mobiliario que llegó a esa institución como parte de los preparativos de la visita a Toluca del Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama; el Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, y el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

"Las bancas llegaron aquí cuando trajeron de manera temporal a los alumnos de la Secundaria 1, escuela que desalojaron por la Cumbre de Líderes de América del Norte, y cuando el evento pasó, nos dijeron que nuestros niños podían usar el mobiliario, que ya era de ellos, en agradecimiento por apoyar la visita del Presidente Obrama, pero ahora, sin decir agua va, llegaron estos camiones y nos ordenaron entregar todas las sillas", explicó a la agencia MVT, Miguel Ángel Zamudio, presidente de la Sociedad de Padres de Familia de la escuela primaria María Remedios Colón.

Detalló que se trata de 260 alumnos que a partir de este lunes tuvieron que tomar clases textualmente en el piso, porque las bancas que antes utilizaban "ya se caían de viejas". "Cuando lo de la Cumbre, cuando llegaron las bancas nuevas, nos dijeron que nos deshiciéramos de todas las mesas y bancas viejas, porque la escuela tenía que estar presentable", relató.

Sin embargo, la mañana de este lunes, aproximadamente a las 10:00 de la mañana, llegaron a la escuela dos camiones con calcomanías de la Secretaría de Educación y el logotipo de la administración del gobernador Eruviel Ávila Villegas, y los responsables ordenaron que los niños se levantaran de las sillas porque se las iban a llevar.

Las sillas fueron poco a poco sacadas de los salones de clases, donde a los niños no les quedó otra opción que sentarse en el suelo y seguir en sus actividades escolares, aunque después del medio día la mayoría ya prefirió recargarse contra la pared o de plano tenderse en el piso, pues no aguantaban ya el dolor de espalda que les causó trabajar de esa manera.

La Sociedad de Padres de Familia, a través de su presidente, Miguel Ángel Zamudio, dio a conocer que entregarán una queja ante la Secretaría de Educación para que se devuelva el mobiliario a los niños, o se les entreguen nuevas sillas o mesabancos, pues consideraron inhumano que los alumnos permanezcan en el piso tomando clases.

"Se nos van a enfermar los niños, si no es por lo sucio del piso, va a ser por el frío que están recibiendo. Esto no es humano, así no pueden estudiar nuestros hijos", dijeron madres de familia, quienes advirtieron que si la situación no se soluciona de inmediato, este martes podrían clausurar la escuela. "Así no vamos a dejar que la escuela siga funcionando, mejor la vamos a cerrar", adelantaron.