Skip to content Skip to footer

Denuncian fraudes en empleos de medio tiempo

Toluca. México; 10 de julio de 2018. En la última de década se ha vuelto común encontrar en redes sociales, internet, clasificados, volantes y hasta en cartulinas ciertos anuncios de empresas que ofrecen empleos de archivista, oficinistas, supervisores, recepcionistas, auxiliares de oficina o empacadores de productos , los cuales ofrecen salarios semanales de 2 mil  500 pesos por cuatro horas diarias de trabajo, en horario flexible y trabajando sólo de lunes a viernes: el empleo perfecto para muchos.

Se trata de empresas que en sus requisitos nunca piden experiencia, estudios o cartas de recomendación a los postulantes. Los rangos de edad que solicitan van de los 18 hasta los 65 años y piden disponibilidad para trabajar cuatro horas al día.

En las redes sociales son decenas de perfiles del Valle de Toluca los que denuncian haber sido víctimas de esa empresa, que opera también con otras razones sociales y en otros estados de la república como Michoacán.

Pero la ilusión de encontrar el empleo soñado se desvanece cuando los desempleados son lanzados a las calles a vender perfumes o cuando las empresas desaparecen con los depósitos que piden a los postulantes. 

Una de las empresas más denunciadas en las redes sociales es Ruma & Blos Multinegocios, que desde hace diez años mantiene su dirección en un edificio de la calle en Mariano Matamoros marcado con el número 215, en el centro de la capital mexiquense.

El modus operandi  de esa empresa sigue siendo el mismo de hace una década. Brenda Olivares, afectada por Ruma & Blos, narró a AD que el primer paso para obtener un empleo de archivista y ganar 2 mil 500 pesos es una entrevista, donde completan pruebas psicométricas, posteriormente un curso de superación con canciones, arengas y una larga perorata motivacional de la empresa para terminar, en el cuarto día, enviando a la gente a la calle a una “prueba de campo” para vender muestras, una caja con ocho perfumes de 390 pesos cada uno, que debe pagar quien sale a vender.

Quien supera aquellas pruebas y aún tiene la esperanza de quedarse con el empleo, es enviado a pegar volantes y conseguir más incautos, hasta que terminan echándolo y negando el dinero ganado con intimidaciones y amenazas. 

El 23 de mayo pasado, en la red social de Facebook, se podía encontrar una tentadora oferta para empacar productos Saba en el municipio de Xonacatlán: “Buscas empleo, quieres trabajar desde casa, ser dueño de tu tiempo, tener ingresos extras”, decía la publicación, que además pedía a los interesados reunirse en el Salón Roma del municipio.

“El salón estaba repleto y había una larga cola”, denuncian habitantes de ese municipio que fueron estafados con la promesa de ganar 4 mil pesos quincenales. Había mínimos requisitos para cerrar el contrato: asistir a un curso de superación donde se les enseñaría a empacar los productos y el pago de 2 mil 500 pesos como garantía de los productos Saba que les serían entregados. Quienes entregaron el dinero jamás volvieron a saber de los contratantes y a la fecha no han vuelto a ver su dinero.

Para tratar de minimizar este tipo de estafas se han creado páginas de Facebook como Denuncias Fraude Empleos México con acusaciones y recomendaciones para no caer en el engaño.