Skip to content Skip to footer

Desaparecen sectas a mujeres en Ecatepec

David Mancera Figueroa, dirigente de la agrupación “Solidaridad con las Familias” declaró que en el Estado de México, específicamente en el municipio de Ecatepec, los asesinatos de mujeres adolescentes están a cargo de sectas que empiezan a dejar rastros en la entidad.

Este organismo no gubernamental (ONG) asiste a familias de víctimas desaparecidas y asesinadas, en el denominado “Corredor de Trata de Personas”, que abarca Tecámac – Ecatepec- Coacalco- Tultitlán – Cuautitlán Izcalli.

Mancera Figueroa estableció que se cuentan con evidencias de la existencia de las sectas, esto es por el juicio en contra de Yael Eduardo Espinosa Guerrero y Elia Carbajal Becerril, de 19 y 22 años de edad. Quienes son procesados como el autor material e intelectual , en ese orden, por el asesinato de Silvia Paredes Muedano, de 17 años de edad, crimen que se dio a conocer el 8 de diciembre del año pasado.

Yael, estudiante de música -violonchelo- confesó que él mató a Silvia, y aseguró, frente a Elia, que ésta señorita pertenece a un grupo satánico llamado Wica, y que fue ella quien lo invitó al grupo, pero que necesitaban un alma y esa fue la de Silvia, a la que Elia, según Yael, le marcó con un bisturí cruces en las palmas de la manos y en la espalda, mientras que en el abdomen le hicieron una pata de gallo”, detalló el defensor de los derechos humanos. “

A Silvia le taparon los orificios con trapos para que no se desangrara en el clóset, e incluso le cortaron el pelo, que lo tenía de color rojo, pero se lo entintaron de negro”, reconoció, y las autoridades deben investigar dónde quedaron los guantes, la caja del tinte y el bisturí, así como lo que ocurrió en la habitación del domicilio del asesino “confeso”, donde al parecer hubo “una sesión” y la cual fue “limpiada” después de los hechos. “

Si el gobierno quiere tener varias líneas de investigación sobre los probables miembros de esa secta, en el juicio están saliendo a relucir los nombres de otras personas que presuntamente inició Elia, y si entendemos por “iniciación” lo que sucedió con Silvia, esto ayudaría a esclarecer otras desapariciones y muertes pues no todas fueron obras del “Mili” ni de su ayudante el “Gato”, sostuvo Mancera Figueroa, al referirse al feminicida Érick Sanjuán Palafox, en prisión por varias desapariciones y feminicidios de adolescentes.

Con información de MVT.