Divide al PAN mexiquense pugna entre Ulises Ramírez y Edgar Olvera

Toluca, Méx.- El Partido Acción Nacional (PAN) del Estado de México ha vivido un proceso de judicialización de su proceso electoral interno que ha durado más de un año y ahora, tras la determinación de la Sala Superior Electoral de permitir la realización de elecciones internas, se agudiza la pugna entre los grupos, siendo las caras visibles Ulises Ramírez […]

Toluca, Méx.- El Partido Acción Nacional (PAN) del Estado de México ha vivido un proceso de judicialización de su proceso electoral interno que ha durado más de un año y ahora, tras la determinación de la Sala Superior Electoral de permitir la realización de elecciones internas, se agudiza la pugna entre los grupos, siendo las caras visibles Ulises Ramírez y Edgar Olvera; es decir, el Grupo Atlacomulco que pretende mantener la hegemonía en el panismo mexiquense, contra los Bravo Boy´s.

Mientras Víctor Hugo Sondón Saavedra, apoyado por Olvera Higuera,  aprovecha el corto tiempo de campaña que le resta en reuniones con estructuras municipales, como la realizada en los municipios del Valle de México y de la zona norte de la entidad este lunes, Óscar García, de la línea de Ulises Ramírez, no da muestra de actividad alguna.

En las urnas el enfrentamiento interno de los panistas pone en riesgo no sólo la presidencia estatal, sino también deja en vilo quién podría ser el coordinador de los trabajos de la elección constitucional para el 2017 y, por ende, el candidato.

En este marco, se ha visto el fuerte impulso que el Presidente Municipal de Naucalpan, Edgar Olvera Higuera, ha dado a Sondón Saavedra; la pretensión es quitar del panorama a Ulises Ramírez quien – aseguran sus opositores – pretende ser abanderado del panismo en el 2017 y con ello abrir la puerta a Josefina Vázquez Mota, quien en su momento condicionó su posible participación si se quitaba a la actual dirigencia.

Hace días Olvera Higuera reveló que Vázquez Mota lleva a cabo una consulta con liderazgos del Estado de México para decidir si toma o no la nominación rumbo al 2017, lo cual se da por descontado si Sondón llega a la presidencia del albiazul.

El PAN tiene en la actualidad, además de la mencionada Vázquez Mota, una amplia baraja de nombres; evidentemente destaca el perfil de la ex candidata presidencial quien es conocida por un 50.6% de los mexiquenses y además genera una opinión favorable del 62.6%.

En un segundo plano se encuentra el empresario Alejandro Martí, quien se ha llegado a especular podría aglutinar al PRD también. Él es conocido por un 32.2% del electorado mexiquense, con una opinión favorable del 52.8%.

En tercer lugar se encuentra el diputado federal Ulises Ramírez, quien también ha sido Presidente Municipal de Tlalnepantla, el quinto municipio más grande en la lista nominal del estado, quien tiene 18.6% de conocimiento entre los mexiquenses y opinión positiva del 44.7%.

Este es el panorama que se tiene en el PAN mexiquense, un partido que se muestra dividido aunque, en términos estrictos, con la balanza ligeramente a favor de Sondón Saavedra, lo que implicaría la debacle del Grupo Tlalnepantla, de Ulises Ramírez, y la posibilidad de que Vázquez Mota sea la abanderada a la gubernatura mexiquense.