Skip to content Skip to footer

Edomex debe diálogo a familias de las víctimas: colectivas feministas

Piden que el vínculo de las autoridades se establezca con familias de las víctimas, a quienes se les debe justicia

Derivado de los recientes feminicidios y aumento a la violencia en la capital mexiquense, distintos grupos de mujeres organizadas se han movilizado en las calles para exigir seguridad y justicia.

Tal vez te interese: Indignación en Toluca frente a violencia contra las mujeres

Más de 150 personas, incluidos miembros de colectivos de la comunidad LGBT+, se han manifestado con pancartas y consignas en contra de la violencia, y la impunidad en la procuración de justicia.

Por este motivo, colectivas feministas hicieron pública la “respuesta a la propuesta de diálogo con las autoridades del Estado y a la
represión ejercida por las mismas”, externando lo siguiente:

El Estado de México es el lugar más peligroso para ser mujer en el país. De enero a  septiembre de 2020 se han contabilizado 106 feminicidios, colocando a la entidad en  primer lugar a nivel nacional. También, es el primer lugar a nivel nacional en mujeres  víctimas de lesiones dolosas con 10 362 y es una de los territorios con más  desapariciones de personas, robo, delincuencia y pobreza. En septiembre del 2019  se decretó la segunda alerta por violencia de género, ahora por el incremento en  desaparición de niñas, adolescentes y mujeres, en Toluca, Ecatepec, Nezahualcóyotl,  Cuautitlán Izcalli, Chimalhuacán, Ixtapaluca y Valle de Chalco, ya que el gobierno  reconoció 5 mil 108 desaparecidas de 2012 al 31 de agosto de 2018. 

El pasado 26 de octubre, Alfredo del Mazo, dio su tercer informe de gobierno y resaltó  que está implementando una “estrategia integral que busca proteger los derechos de  las mujeres, prevenir la violencia y castigar a quienes las violentan’’. Además, explicó  que “la justicia mexiquense sigue obteniendo las sentencias más altas del país,  resaltó la campaña “contingencia sin violencia”, con la cual iniciaron 13 mil 700  carpetas de investigación por agresiones de género, otorgaron más de 13 mil medidas  de protección a mujeres agredidas y se radicaron este año 132 carpetas de  investigación por feminicidio, se judicializaron 64 expedientes y se emitieron 63  sentencias condenatorias de alta penalidad. 

Sin embargo, las cifras del gobernador, son contrarias a la realidad, porque la mayoría  de los feminicidios quedan impunes. Entre estas estadísticas se encuentran los  asesinatos de las estudiantes universitarias de la Universidad Autónoma del Estado  de México: Deni Aurora Hernández Jiménez, Areli Lizbeth Salazar Segura, Maribel  González Bernal y Sitzi Hanni. Todos los casos sin ser procesados debidamente y sin  castigo a los culpables, a pesar de la exigencia a la Fiscalía General del Estado de México. Además, los feminicidios de Fátima Varinia Quintana Gutiérrez, asesinada  brutalmente por sus vecinos a los 11 años de edad, en Lerma. El asesinato de Jessica  Sevilla, en Huixquilucan; el feminicidio de Diana Velázquez Florencio en  Chimalhuacán y el asesinato de Maicha Pamela González Matilde, en Temoaya; entre  otros. Todos estos casos siguen en total impunidad a pesar de que las madres se han  manifestado para exigir justicia y protección para las familias y huérfanos del  feminicidio; sufriendo revictimización y violando sus derechos. 

A pesar de que Toluca tiene doble Alerta de Género por el incremento de desaparición  de mujeres, no hay resultados que garanticen el derecho de las mujeres a una vida  libre de violencia. En los últimos días han ocurrido cinco feminicidios en la capital del  Estado de México y han desaparecido muchas más mujeres; ya no estamos seguras  ni en las calles ni en nuestro hogar, dónde deberíamos sentirnos refugiadas. Después  de las últimas movilizaciones realizadas en Toluca para condenar los feminicidios de  Karina, Karla, Sandra y más de 106 mujeres que nos fueron arrebatadas de forma  brutal, se ha buscado a las colectivas feministas y organizaciones de mujeres para  entablar un diálogo con Dilcya García Espinosa, Fiscal Central Para la Atención de  Delitos Vinculados a la Violencia de Género y con María Isabel Sánchez Holguín,  titular de la Secretaría de la Mujer, (cuyo presupuesto consta de 120 millones de  pesos).  

Consideramos que el diálogo tiene que ser con las madres y familiares que tienen  víctimas de feminicidio, desaparición y cualquier violencia misógina. Es a las familias  a quienes se les debe invitar al diálogo para que sean escuchadas y atendidas sus  demandas. Las colectivas que firman este pronunciamiento no aceptamos el diálogo  programado para el día de hoy 17 de noviembre a las 16:30 horas en la Secretaría de  la Mujer, ya que son las autoridades quienes imponen sus condiciones. Hoy hacemos  de conocimiento público que, si el Estado busca una mesa de diálogo con alguien, debe ser con las familias y víctimas, ya que son a quienes les deben justicia. Si ellas  y ellos requieren de nuestro acompañamiento, entonces ahí estaremos. Exhortamos  a las autoridades a que el diálogo se mantenga y se establezca con las familias, que  sean atendidas y escuchadas y que sus procesos legales sean llevados con  responsabilidad y justicia. 

En este sentido, llamamos e invitamos a las familias que tienen víctimas de feminicidio  y desaparición a asistir al diálogo propuesto por la Fiscal Central para la Atención de  Delitos Vinculados a la Violencia de Género y por la titular de la Secretaría de la Mujer.  Deben ser ustedes, con su propia voz, quienes externen sus necesidades y  exigencias para que estas se cumplan. También, les invitamos a acercarse a las  colectivas y trabajar de manera conjunta para acompañarnos y que sean las familias  y feministas las que convoquemos al diálogo y exijamos cuentas de los procesos e  investigaciones que las instituciones realizan.  

Exigimos que el Estado responda, investigue y dé con los culpables. Las mujeres  salimos a las calles a exigir y reclamar porque los culpables siguen en libertad y  nosotras, que luchamos por la vida, nos encontramos con agentes policiacos que nos  reprimen, vigilan y amedrentan. Por esta razón, condenamos el acoso y hostigamiento  que han sufrido algunas de nuestras compañeras de Toluca y las periferias del Estado  de México. Condenamos la represión y despliegue de cuerpo policiaco en las  manifestaciones feministas, puesto que sólo ejercemos nuestro derecho a la protesta  y la libre expresión; buscando lo que el Estado no nos da: JUSTICIA. 

También señalamos que, para las y los legisladores, dirigentes de organismos como  la CODHEM o el gobierno estatal y la administración municipal de Toluca, la violencia  estructural que viven las mujeres es vista como elemento de campaña y disputa, pero  nunca como una prioridad a atender. Además, es evidente el cinismo con el que  operan actores políticos como Jorge Olvera, quien” reprueba y condena la violencia  contra las mujeres y la niñez” mientras que contribuye en acciones como la represión  policial contra mujeres manifestantes (como fue el caso de Ecatepec, municipio con  alto índice de feminicidios y desapariciones)

Ante lo ya mencionado, hacemos responsable al gobernador del Estado de México,  Alfredo del Mazo; al Fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro  Gómez Sánchez; a la Fiscal Central para la Atención de Delitos Vinculados a la  Violencia de Género, Dilcya García Espinosa y a la titular de la Secretaría de la Mujer,  María Isabel Sánchez Holguín, por lo que pueda suceder a las integrantes de las  colectivas que suscriben este pronunciamiento y por la represión y hostigamiento que  implementen en las manifestaciones. 

Por último, reafirmamos nuestra postura de lucha, vamos a salir a las calles a  manifestarnos hasta que nuestros derechos estén garantizados y hasta que no haya  más feminicidios. Así pues, hacemos un llamado a las mujeres mexiquenses a  organizarse y a ser partícipes de la movilización en Toluca, en el marco del Día  Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, el punto de encuentro es el Parque Simón Bolivar, donde nos reuniremos a las 2 p.m. y nos  dirigiremos hacia la Plaza de los Mártires.  

¡Ni una menos, vivas nos queremos! 

¡No es un hecho aislado los feminicidios son crímenes de Estado! 

El pronunciamiento fue firmado por las colectivas

Frente de Mujeres Estado de México, Mujeres Organizadas México, Marías Acompañantes – Aborto Seguro Edomex, Feministas de la Cabecera Edomex, Marías Aborteras, Hiedraz de Xkeban, Serpientes de Naab, Hijas de Hécate y Curie, Brujas Sonoras, Feministas Universitarias, Hijas de la Malinche, Voces Sororas, Barrio Violeta, Por ellas somos la voz, Manada Periferia, La Kraken, Colectiva Apapachar en Violeta, Ciudad Feminista Mx, Sororidad UAM-Lerma, Resistencia Violeta UAEMex  y Feministas Independientes.