Ícono del sitio AD Noticias

Efectos de la pandemia para las mujeres trabajadoras en el Edomex

La pandemia aumentó la carga de trabajo para las madres trabajadoras. Esto se debe a que las mujeres son quienes realizan principalmente las labores domésticas y de cuidado.

Durante la pandemia los espacios educativos cerraron sus puertas debido al confinamiento, las guarderías de las instituciones de salud también fueron cerradas y hasta ahora todavía no hay fecha de reapertura. Además, las mujeres trabajadoras también tuvieron que acompañar a las infancias y adolescentes en el aprendizaje a distancia; las personas de la tercera edad necesitaron de mayor cuidado durante la contingencia sanitaria.

De acuerdo con el estudio “Madres trabajadoras y Covid-19” publicado este mes y editado por el Programa de las Naciones Unidades para el Desarrollo, las mujeres tienen mayor participación en el trabajo informal; tan sólo en el Edomex 55% del total de las mujeres ocupadas laboran en este sector.

Lo anterior significa mayor vulnerabilidad derivada de la falta de acceso a la seguridad social y a la seguridad del empleo.

“La crisis por COVID-19 impactó repentinamente la forma en que se organizan el trabajo, la educación y los cuidados. Las desigualdades y obstáculos a los que ya se enfrentaban las mujeres en estos ámbitos se acentuaron en el contexto de la pandemia a partir de las medidas para enfrentar la emergencia sanitaria”, señala el estudio.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del cuarto trimestre de 2020 precisa que había más de 7.3 millones de personas económicamente activas y ocupadas en el Estado de México durante ese periodo, de las cuales 2 millones 832 mil son mujeres; es decir, solo 38.7% de la fuerza laboral son mujeres frente al 52.3% de hombres ocupados.

Aunado a que menos de la mitad de la población ocupada es femenina, las desigualdades se han intensificado durante la pandemia derivada del Covid-19, principalmente para las mujeres que son madres y tienen un trabajo remunerado formal o informal.

La pandemia trajo consigo una serie de problemáticas que afectaron a las mujeres trabajadoras, ya que son ellas quienes realizan principalmente el trabajo del hogar y de cuidados. En el Estado de México hay 5.1 millones de personas que no son económicamente activas, de las cuales 43,3% son mujeres y se dedican al trabajo del hogar, de acuerdo con el Censos de Población y Vivienda 2020.

Te puede interesar: Lo que debes saber sobre el Covid-19 en Toluca y Metepec

Aunado al 43.3% de mujeres que realizan trabajo del hogar no remunerado se suma el 38.7% de mujeres con trabajos remunerados que tienen que realizar estas actividades, debido a la división sexual del trabajo. Según cifras del CONEVAL, publicadas el pasado 8 de marzo, el promedio a nivel nacional del trabajo doméstico o de cuidados no remunerados se ubicó en 27.8 horas semanales para las mujeres y 15.2 para los hombres.

Finalmente, el estudio “Madres trabajadoras y covid-19”, precisa que si bien, en los últimos años se venía dando un incremento de la participación de las mujeres, México ocupa el penúltimo lugar en participación femenina en el mercado de trabajo de América Latina y el Caribe.

Salir de la versión móvil