Skip to content Skip to footer

El  Miguelazo

Y bolas, que se arma la gorda, no, no es ninguna dama con sobrepeso y rifle de asalto, es la novísima declaración de la multi-partidista y muy leal Rosario Robles (claro, leal al que le suelte cargos, privilegios y dineros), al respecto de que los pobres y los indígenas de este país, para seguir recibiendo apoyos públicos (léase caridades, chequecitos, lonches despensas, sarapes y los ya comentados juguetes baratos), ya no podrán seguir recibiendo migajas presupuestarias (que las rebanadas ya sabemos donde van a dar), si cometen la barbaridad de tener más de tres hijos, ya que según a la distinguida secretaria, los pobres y los inditos de este país, nomás tienen muchos hijos para recibir muchos apoyos y vivir de la caridad de la gran teta presupuestal, y pues así no hay presupuesto ni dinero que alcance.

 

La declaración y la disposición oficial es tan equivocada por tantas partes que hay que comentarla: primero, está consignado en la constitución que cada quien puede tener los hijos que se le de la regalada gana, si, si, aquí muchos pueden ponerse roñosos en términos de que son precisamente los pobres y los indígenas  los que más hijos tienen y luego no tienen para mantenerlos, por lo tanto hay que limitarles ese derecho, bueno, de ahí a prohibir tener hijos a quien es moreno, o feo, o naco, o discapacitado, o chaparrito, o con bajo coeficiente intelectual o bajo cualquier otro argumento hay una línea muy pero muy fina, quien se instituyó o constituyó.? Como juez para discriminar de esa manera, que por donde lo quieran ver es el mismo principio de ser racista a ser “poborofóbico” (miedo a los pobres).

 

El problema de fondo es en gran parte la ineficiencia e ineptitud gubernamental, en términos de que cada ámbito de gobierno (municipal, estatal y federal), cuentan con sus propios padrones de beneficiados y en rara ocasión los cruzan  por lo que hay familias de "pobres" con diez integrantes que reciben dádivas gubernamentales por ser indígenas, mujeres, madres solteras, viejitos, niños, campesinos, tener pobreza alimentaria, etc etc etc, y llegan a recibir ingresos que ya quisiera un profesionista, sin tener que pagar impuestos, ni agua, ni predial, ni nada, sólo extender la manita y recibir por ser,  mientras que a los demás nos atoran por hacer.

 

Que el problema de fondo es que esos recursos que se quieren limitar bajo criterios….pónganle el adjetivo que les guste, son recursos que no se escatiman para los salarios y privilegios de lujo de los gobernantes, que bajo la misma lógica si tienen más de tres hijos habría que pagarles menos o en el caso del habitante de los pinos y su numerosa prole, por lo menos que le dejáramos de pagar el súper y el servicio de comida y refrigerios, para que lo pague de su quincena, o no cuentan igual seis hijos de unos que seis hijos de otros?.