Skip to content Skip to footer

El caso de Jordan Alexis entre el odio homofóbico y la omisión

Fuera del Closet exige que el crimen se investigue con el protocolo para casos que involucran orientación sexual o identidad de género

Jordan Alexis Ramírez Meza, integrante de la comunidad LGBTTTI, fue probablemente,  una víctima más del odio homofóbico. Por ello, la asociación civil Fuera de Closet exige que su crimen se investigue “con apego a la debida diligencia, la no revictimización y el respeto irrestricto de los derechos humanos”.

Tras haber denunciado que hubo omisiones  por parte de los servidores públicos encargados de la búsqueda de Jordan, quien había desaparecido desde el 17 de junio en Naucalpan, exige que se revise la actuación del personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México para deslindar responsabilidades.

A través de las redes sociales de la asociación, que acaba de celebrar sus primeros diez años de activismo en favor de los derechos de esta comunidad, su presidente Ricardo Torres pide que se implemente el Protocolo de Actuación para el Personal de las Instancias de Procuración de Justicia del País, en casos que involucren la Orientación Sexual o Identidad de Género.

También demanda que se otorgue atención especializada y apoyo necesario a sus familiares y su novio, como víctimas indirectas por parte de las instituciones correspondientes, especialmente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de México (CEAVEM).

“Jordan Alexis tenía 26 años con sueños e ilusiones, como cualquier otro joven en el país, pero su vida le fue arrebatada por la violencia. La o las personas que le silenciaron no solo acabaron con sus latidos, han destruido a su familia, su novio y sus amistades. Nos han quitado a un ser único e irrepetible que nada, absolutamente nada nos traerá de vuelta” escribió el presidente de Fuera de Closet.

En el mensaje de clausura de las actividades efectuadas con motivo de los diez años de la asociación, Ricardo Torres destacó que  le dedicaban este décimo aniversario a Jordan y a su familia, y  “a quienes no tienen voz, a quienes siguen invisibilizados e invisibilizables, a las víctimas del odio”, al tiempo que exigió justicia no solo en este caso en particular sino para todas las víctimas del odio y de las omisiones institucionales.

En ese contexto y tras destacar las acciones que desde hace diez años realiza Fuera de Closet, afirmó: “no vamos a dar un paso  atrás en la lucha por nuestros derechos” y refirió que mientras la ley establece que todas  las personas son iguales jurídicamente, los integrantes de la comunidad LGBTTI aún no lo son en la vida cotidiana.

“En la realidad, en el día a día todavía no lo somos. Todavía existen crímenes de odio, todavía en la calle nos discriminan por tomarnos de la mano, todavía en la calle a todas y todos nos pueden gritar insultos, expresiones machistas, chistes,  no somos personas que estamos seguras dentro de los espacios públicos”, y aseguró que esa situación tendrá que cambiar pronto.