Ícono del sitio AD Noticias

El martirio de la espera, familiares de niños enfermos aguardan en la banquetas del Hospital para el Niño

Con cobijas, cartones y plástico, familiares de niños enfermos e infantes esperan a las afueras del Hospital para el Niño, en Toluca; buscan una cita o conseguir medicamento necesarios para mejorar la salud de los pacientes. Los periodos prolongados han provocado que los infantes no reciban la atención adecuada; además, las familias denuncian atención inadecuada.

Lee: Abandonados e inconclusos 10 hospitales del Edomex

De acuerdo con información del hospital, pediatría ofrece solo seis fichas al día. Por ello, las personas permanecen a la intemperie —protegiéndose de la lluvia o el sol— para obtener turnos de citas médicas, ya que se les niega el acceso a la sala de espera, según denuncian. Otros más, acampan a las afueras del edificio.

Adultos esperan a sus niños enfermos a las afueras del Hospital para el Niño. / Fotos: Allison Galarza

Hospital para el niño, creado para atender de manera gratuita

El hospital se creó para fungir como un nosocomio gratuito, que brinde asistencia social a niños y niñas en la entidad mexiquense. Sin embargo, padres de niños enfermos —que se encuentran internados o bajo tratamiento en este lugar— se han quejado por los altos costos de medicamentos y estudios que les solicitan.

“Tenemos que pagar por la atención de los especialistas, las citas y los medicamentos […]; pero eso no es todo, cuando hacen falta aquí, nosotros debemos movilizarnos para encontrarlos en lugares lejanos”, dijo Magali Díaz Sánchez, madre de un menor enfermo por atresia pulmonar.

Un padre de familia –que prefirió mantenerse en el anonimato– comentó que debería existir más apoyo, pues los medicamentos y citas se han encarecido a lo largo de los años y muchos no tienen para pagarlos.

De igual forma, denunciaron que deben pasar horas afuera del hospital para recibir noticias de sus hijos y la atención no siempre es dada a tiempo. Una de las madres afirmó que su hijo no recibió la atención necesaria, pues hoy lleva internado 20 días y su estado de salud ha empeorado.

Algunos vendedores ambulantes se han instalado a las afueras del hospital para venderle cosas a la gente que espera. / Foto: Allison Galarza

“Lo traje un poco mejor de salud y ahorita ya se puso peor. Yo siento que no lo atendieron bien desde el principio porque me lo dejaron esperando con esa enfermedad. Ahorita me dicen que no pueden hacer nada, que mi niño está muy grave y que ya no hay esperanza”.

Tal vez te interese: Hospital General de Zinacantepec, 9 años abandonado por el gobierno

Este medio solicitó una entrevista con el director del Hospital para el Niño con el objetivo de conocer su postura; pero no se obtuvo respuesta.

Con información de Allison Galarza

Salir de la versión móvil