Skip to content Skip to footer

El Miguelazo

Vigilar y controlar, son dos de los elementos centrales de la narrativa académica de Foucault, junto con el tema del poder y su ejercicio, y estos elementos son también centrales a todas las formas de organización social desde la antigüedad hasta la pos modernidad más moderna, reciente y flamante.

 

El ser humano en sociedad debe renunciar a esa libertad absoluta de la que goza en la selva del idílico estado de naturaleza, de tal manera que renuncia a esa libertad absoluta a cambio de seguridades relativas como la seguridad sobre la integridad física y patrimonial, esto, junto con definiciones sobre libertad individual, derechos, obligaciones, de donde salen, quien los define, como se definen y como se garantizan unos y otros, han dado origen a las diferentes formas de estado y de gobierno en toda la historia humana en el planeta completo.

 

¿Porque es pertinente reflexionar sobre estas cuestiones hoy día?, bueno, considero que es pertinente porque gracias a la falta de debate, de horizontalización de la democracia y debido al rampante fracaso de la democracia representativa es que tenemos los problemas que tenemos, me explico: ¿porque es necesaria una guerra a las drogas?, la respuesta viene pronta a la mente de todos: porque son ilegales. Claro!!, ¿ y porque son ilegales?, bueno,  porque son malas para la salud individual y cuando se usan en público o en interacción con otras personas son dañinas al tejido social. Hasta aquí suena razonable: el estado prohíbe que consumas una substancia que te hace daño y bajo su influjo le haces daño a otros….mmmmm, me suena, me suena….¿oigan que el alcohol no está permitido para los adultos?, y sólo prohibido si te subes a un vehículo o cometes algún otro delito en contra de terceros.

 

Y que tal el tabaco, provoca cáncer y enfisema, los cuales son dañinos para las personas y nefasto para los sistemas de salud; que tal los refrescos, esos provocan sobrepeso y eventualmente diabetes, los tacos dorados, las hamburguesas, los tamales, las fritangas en general te bloquean las arterias con colesterol, y no la veo ni en la ley de salud ni en el código penal.

 

La parte incómoda aquí es el doble discurso y una posición por parte de los gobiernos a decidir que es bueno para los individuos, lo cual no es correcto, ya que el rol del estado radica en garantizar esas seguridades que comentaba al inicio de la columna, imagínense que cada quien pudiera hacer lo que quisiera en su casa y sólo nos concentramos en lo que hace fuera de ella, el alcohol es legal y no todo el mundo es alcohólico, el cigarro es legal y no todo mundo fuma, realmente no entiendo a la luz de la razón y si a la de obscuros intereses y contubernios el porque tratarnos como menores de edad o incapaces en el tema de las drogas, que cada quien decida que se mete al cuerpo y listo.