Skip to content Skip to footer

No hay plazo que no se cumpla y siguen llegando "reformas estructurales", ya se tuvo la laboral de los maestros (que no era laboral), ya se dio la política (que no sacó lo que nos interesaba a los ciudadanos como la desaparición de los plurinominales pero ciertamente si avaló la reelección inmediata de diputados y presidentes municipales, claro, sin contrapesos para el uso partidista de los recursos públicos), la fiscal que para variar nos atora a los contribuyentes cautivos de tal manera que no le puedes prestar tu tarjeta de crédito a tu mamá de la tercera edad para comprar una tele porque también eso te van a gravar y la joya de la corona: la reforma energética, que a grosso modo implica que la gasolina por un rato seguirá siendo mala y cara, la luz va a ser más cara, el gas va a ser negocio de extranjeros, no se va a vender Pemex, pero ya nos atoraron con otro fobaproa para cubrir el agujero que dejó la corrupción y si se va a vender el petróleo, ya no te van a expropiar, pero si van a ocupar el terreno para explotarlo mediante una contraprestación que seguramente los coyotes cobrarán.

 

Este nuevo PRI nos está dorando la píldora igualito que el viejo PRI de JOLOPO que nos decía que nos preparáramos a administrar la abundancia, o el de Salinas que nos decía que con el TLC íbamos a estar mejor y por lo mismo desconfío profundamente de estos "nuevos" tricolores que dicen que con las nuevas reformas si saldremos adelante, que va a haber mucha lana, claro, que no a todos nos va a tocar, no, a nosotros no nos darán bonos de a millón de pesos por hacer nuestro trabajo y de paso vender el país (otra vez).

 

Los políticos están de fiesta por esta bonanza que se les viene, nosotros los cada vez menos clasemedieros seguiremos pagando los platos rotos de gestiones improvisadas, abusivas y leoninas. Nomás se los dejo de tarea, resulta que no todos recibiremos subsidio para la luz, solamente los jodidos que estén en las listas de la Sedesol, ya saben los mismos que reciben sus despensotas, sus chequecitos y se ven rete bonitos aplaudiéndole al presidente o al gobernador o al barbaján en el poder en turno, y que votarán tricolor en las siguientes elecciones para agradecer los favores recibidos. Neto, mejor vámonos a Nueva Zelanda o a Australia, ahí los bichos ponzoñosos no despachan en el congreso, sólo debajo de las piedras.