En agonía el ISSEMyM, pacientes no reciben medicamentos ni tratamientos

Hace más de dos meses que en la farmacia del ISSEMyM no hay dapaglifozina, un medicamento que se utiliza para el control de la diabetes. Tampoco hay metformina ni vidagliptina ni muchos otros que se ocupan para padecimientos de tipo cardiaco, hepático o para cualquiera enfermedad. Sin embargo, el desabasto de medicamentos en el ISSEMyM de Toluca ha empeorado de manera drástica en las últimas dos semanas.

Lee: La crisis del sistema médico en el ISSEMyM

Quienes visitan la farmacia de la institución observaron de un día para otro como las computadoras, los muebles, los turnos, el refrigerador e incluso el personal desaparecieron. Si bien, ya había desabasto y los derechohabientes recibían desde hace casi seis meses vales que no era surtidos, hoy los enfermos se van, en su mayoría, sin medicamento en las manos.

¿Por qué hay desabasto de medicamentos en el ISSEMyM?

Las explicaciones del poco personal que se encuentra detrás de las ventanillas de la farmacia del Centro Médico Issemym “Arturo Montiel Rojas”, ubicado en Paseo Tollocan, son diversas y erráticas; desde el “no hemos recibido medicamento” hasta el “ya llegó pero no sabemos cuál llegó”.

Otra explicación que ofrecen es que hay un cambio de distribuidor de medicamentos, lo que, en términos prácticos, empeora el desabasto.

La falta de insumos no es nueva, así lo ejemplifica la solicitud de información pública 00031/ISSEMYM/IP/2020. En esta se solicita una explicación y datos a propósito de la reducción de medicamentos en el cuadro básico, la falta de ellos y los documentos que acrediten la decisión de quitarlos.

El informe del ISSEMyM de 2020 señala que debido a la emergencia de covid-19, “se puso en marcha el procedimiento de ‘Receta resurtible’, mediante el cual las personas con enfermedades crónicas recibieron mensualmente la dotación suficiente en nuestras farmacias institucionales”; no obstante, el problema de desabasto es evidente.

Imagen: Informe anual 2020.

La opción que los contribuyentes tenían el año pasado era canjear vales del ISSEMyM en farmacias subrogadas; sin embargo, la posibilidad de encontrar los fármacos era muy baja. Ahora esa medida ya no existe, según informaron los encargados de la farmacia, quienes escuchan con marcada displicencia los reclamos constantes pero moderados de los derechohabientes.

La señora Guadalupe —quien ofreció su testimonio para AD Noticias— menciona que su esposo padece una enfermedad cardiaca; por ello, asistir a la farmacia y no recibir los medicamentos le implica gastos no previstos. Guadalupe explica que su familia puede comprar los fármacos y asistir a una consulta particular; pero existen personas que no tienen esa posibilidad económica. Ella dice que el desabasto de medicamentos en el ISSEMyM no es nuevo. La irregularidad comenzó hace aproximadamente dos años, aunque en menor medida.

Cirugías, consultas y empezar de cero

Desde marzo de 2019, el centro médico ubicado en Tollocan fue reconvertido a hospital covid-19 y muchos de los enfermos que llevaban seguimiento en el instituto fueron remitidos al hospital regional. Algunos servicios continuaron trabajando, pero la reconversión implicó un retraso en las atenciones, disminución en las consultas y cancelación de algunos servicios.

No te pierdas: Recargan crisis del ISSEMyM sobre derechohabientes

Los últimos meses del 2021, la intención de los pacientes para retomar sus citas se enfrentó con la instrucción de obtener una cita en el hospital con un médico familiar. Él decidiría si era necesaria la consulta en especialidad para remitir, una vez más, al paciente al centro médico. La instrucción incluye a aquellos que tienen abierto un expediente de años y han sido intervenidos quirúrgicamente.

Así, se debe empezar de cero sabiendo que conseguir una cita en las unidades familiares es, por sí misma, una tarea difícil. Además de que en caso de requerir estudios el tiempo de solicitud puede extenderse a una gran cantidad de meses.

Los derechohabientes que recibían atención por enfermedades crónico degenerativas o que tuvieron intervenciones quirúrgicas antes de declararse la pandemia han tenido deficiencias en su seguimiento médico. Aunque, no existen datos que puedan señalar cuántas personas empeoraron o, incluso, fallecieron por la omisión o retraso en la atención médica o cirugías programadas.

En ocasiones, obtener una consulta en el ISSEMyM implica demorar más de seis horas. Los enfermos deben esperar más de una cuarta parte del día para recibir una consulta que dura de cinco a diez minutos; pero no existe alternativa. Además, cualquier tipo de reclamo podría eliminar la atención, explican los usuarios.

El ISSEMyM, un órgano auxiliar

El ISSEMyM es un órgano auxiliar del Poder Ejecutivo y, según se menciona en el Presupuesto ciudadano 2021, recibió 25.7% del total asignado para todos los organismos auxiliares que en ese año fue de 113,843 millones de pesos, según señala el mismo documento.

La compra de medicamentos para derechohabientes del ISSEMyM se hace con recursos pertenecientes a la partida 2531, en lo referente a “Medicinas y productos farmacéuticos. Asignaciones destinadas a la adquisición de medicinas y productos farmacéuticos de aplicación humana o animal, tales como: vacunas, drogas, medicinas de patente, medicamentos, sueros, plasma, oxígeno, entre otros”; que corresponde al capítulo segundo (2000) del presupuesto estatal “materiales y suministros”.

En 2020, la legislatura del Estado de México publicó en la Gaceta del Gobierno la aprobación del presupuesto de ingresos y egresos. El Issemym tuvo autorizado un monto de 25 mil 152.9 millones de pesos. Al cierre al mes de diciembre, el presupuesto aprobado se modificó a 31 mil 422.1 millones de pesos y se ejercieron 30 mil 191.1 millones de pesos, según datos del informe anual 2020.

De este total, 13.8 por ciento fue utilizado la adquisición de medicamentos, suministros médicos y otros.

Imagen: Informe ISSEMyM 2020

En 2020, según el fallo de la licitación pública nacional presencial número LPN/ISSEMYM/002/2020 —referente a la adquisición de cuadro básico (genérico, patente y productor único) bajo la modalidad de contrato abierto— se resolvió adjudicar la licitación a Caza Marzam, Pharma Tycsa, Distribuidora Disur, Laboratorios Mecch, Grupo Degag y Farmaceúticos Maypo.

Imágenes: Fallo de la licitación pública nacional presencial LPN/ISSEMYM/002/2020

Deficiencia ante el desabasto de medicamentos en el ISSEMyM

El Manual de Procedimiento de la Subdirección de Farmacia del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios señalan los procedimientos para organizar y controlar los medicamentos.

El cuadro básico de medicamentos es un “documento que contiene la relación y descripción de medicamentos, por nivel de atención, debidamente autorizados por el Comité Central de Farmacia y Terapéutica del Instituto, conforme al cuadro básico y catálogo de insumos aprobados por el Consejo de Salubridad General”. En el informe del ISSEMyM 2020 se señala que son 700 claves las que integran el cuadro básico de medicamentos.

Para saber más: ¿Por qué el ISSEMyM quiere vender 22 predios?

Los medicamentos requeridos por los derechohabientes deben ajustarse a este cuadro básico. Los médicos conocen este cuadro y sus claves, por lo que deben adaptar la prescripción.

En el manual de procedimientos existen indicadores para medir la eficiencia en el surtimiento del medicamento prescritos en las recetas médica; esta se relaciona con el porcentaje de recetas que se surten. Según observaciones y testimonios, en lo últimos días ninguna receta se surte en su totalidad.

La señora Guadalupe y todos los derechohabientes que requieren surtir su receta siguen esperando que el desabasto de medicamentos en el ISSEMyM se resuelva. Marcan al número que los trabajadores ofrecen, pero nunca hay respuesta. Por ello, compran, cuando hay posibilidades, los fármacos que no son entregados.

Denuncias ciudadanas en redes sociales.