Skip to content Skip to footer

Magistrados ricos y pueblo pobre; la gran contradicción del Poder Judicial del Edomex

La Cuenta Pública 2019 muestra que el poder Judicial recortó su presupuesto en todos los rubros menos en gastos personales

En el año 2019 el Tribunal Superior de Justicia del Estado de México recortó gastos y aplicó acciones de austeridad en varios rubros, pero no en los salarios de los altos funcionarios o al menos no se observa un recorte en la Cuenta Pública 2019. Ese documento muestra que en el rubro de servicios personales −que incluyen pagos de nómina, la entrega de gratificaciones y compensaciones− los gastos se mantuvieron similares a las del 2018, y, en algunos casos, incluso fueron más altas.

El año anterior hubo un reclamo por parte del Poder Judicial mexiquense a los diputados locales por la disminución del presupuesto que había solicitado, pues eso obligó a ese tribunal a bajar los gastos en la institución encargada de la administración de justicia. De hecho, el Tribunal Superior de Justicia, de acuerdo con la Legislatura mexiquense, promovió un amparo para impugnar la disminución de recursos, pero el año terminó sin que el recurso se resolviera.

El último registro en el portal de transparencia señala que el expresidente del Tribunal Sergio Medina Peñaloza tenía una percepción de 292 mil 795 pesos de forma bruta


El poder judicial ha sido señalado como el que tiene a los altos funcionarios mejor pagados en el Estado de México, pues los últimos datos, publicados en su portal de transparencia, que datan del 2018, dan cuenta de que el titular tiene percepciones superiores a las del gobernador mexiquense e incluso a las del presidente de la República.

El último registro en el portal de transparencia señala que el expresidente del Tribunal Sergio Medina Peñaloza tenía una percepción de 292 mil 795 pesos de forma bruta y ya con los descuentos y pago de impuestos quedaba en 196 mil 312 pesos; mientras el gobernador Alfredo del Mazo cobra 159 mil 344 de forma bruta y 107 mil 500 de manera neta, por su parte, el mandatario federal 111 mil 900 pesos.

Hasta ahora no se han actualizado las remuneraciones en la plataforma de transparencia de ese poder, pero al menos hasta el año pasado, la cuenta refleja que no se tocaron los salarios, mientras en los otros dos poderes se han mantenido congelados, y en algunos casos, como el del Ejecutivo, incluso han disminuido.

¿Qué gastos bajó el Tribunal?

En 2019, de acuerdo con la Cuenta Publica, para hacer frente al recorte que le aplicaron los diputados, el Tribunal Superior de Justicia disminuyó los gastos de rubros como: materiales y suministros, servicios generales, transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas, pero aumentó los de bienes muebles, inmuebles e intangibles y sobre todo el de inversión pública, donde prácticamente se duplicó por las obras que se realizaron en el edificio central de ese poder.

Gastan millones en gratificaciones

El año anterior el Poder Judicial mexiquense destinó más de 674 millones de pesos a la entrega de gratificaciones para su personal, aunque no detalla cómo se repartieron, pero esa cantidad parece indicar que la austeridad no habría tocado los sueldos de los altos funcionarios. La cantidad es un poco mayor a los 647.6 millones que en 2018 aplicó en esos rubros.

Durante ese ejercicio la institución reporta haber gastado en gratificaciones 581.9 millones, mientras el año pasado fueron 606.2 millones; en gratificaciones por convenio hace dos años fueron 65.6 millones y en 2019 sumaron 68.2 millones de pesos. En tanto, en gratificaciones por productividad en 2018 fueron 292 mil pesos y un año después la cantidad fue menor, al quedar en 277 mil pesos.

Además, el Tribunal Superior de Justicia estatal hace dos años gastó 1.8 millones en el pago de horas extraordinarias y en 2019 lo redujo a solo 619 mil pesos, un rubro que se paga al personal general, no a los altos funcionarios.

También en 2018 erogó 16.8 millones en la entrega de compensaciones, aunque no detalla a quiénes se entregaron y un año más tarde la cantidad bajó a 15.8 millones de pesos.

Prácticamente en todos los rubros hubo una disminución en relación con el presupuesto que tenían previsto aplicar, por ejemplo, en gratificaciones, durante 2019 pensaban gastar 659.7 millones y terminaron erogando 606.2 millones.

Un dato que dieron el año antepasado fue que para los haberes de retiro, es decir, los pagos que se hacen a los magistrados en retiro durante los cinco años posteriores a que dejan la magistratura tenían estimado gastar 62.9 millones pero terminaron erogando 43.6 millones de pesos. Para 2019 no se desglosa la cifra.

El poder judicial mexiquense el año pasado también erogó 5.1 millones de pesos en seguros y fianzas, una cantidad mucho menor a la prevista que era de 21.1 millones y gastó 23.6 millones en cuotas para fondo de retiro y 36.3 millones en seguro de separación individualizado.El 76% a servicios personales

Mientras en el año 2018 ese poder destinó 2 mil 953 millones a servicios personales, para el 2019 el gasto aumentó a 2 mil 976, apenas 23 millones más, pero significa que el 76% del presupuesto anual de esa institución -que ascendió a 3 mil 880 millones de pesos- se va a pagos del personal.

En cambio, en materiales y suministros, donde hace 2 años el tribunal gastó 94.3 millones, en 2019 bajó a 66.8 millones, y en servicios generales, que en 2018 fue de 312.1 millón de pesos, un año más tarde decreció a 281.6 millones.

Por lo que toca a transferencias y asignaciones del 2018 al 2019 los recursos aplicados disminuyeron de 62 a 43.3 millones; mientras en bienes muebles inmuebles e intangibles el presupuesto creció de 64.8 a 71 millones y el de inversión pública pasó de 102.9 millones en 2018, a 220.2 millones para el 2019.