Era fugitivo desde 2019, pero vivía tranquilo en residencial de Metepec

Juan Salgado Guzmán, alias “El Indio”, integrante del cartel relacionado a la desaparición de los 43, fue abatido dentro de un taxi que estaba en el primer cuadro de un municipio que ha invertido más de 152 millones de pesos en los últimos tres años en materia de seguridad. 

Te recomendamos: Asesinatos y robos a negocios se duplicaron durante los últimos 3 años en Metepec

El 22 de septiembre, durante un operativo encabezado por la Fiscalía General de la República, “El Indio” fue abatido mientras se trataba de ejecutar una orden de aprehensión por delincuencia organizada. 

En redes sociales se distribuyeron los videos en los que se observa el taxi en el que viaja el integrante del cartel “Guerreros Unidos”, así como el momento del enfrentamiento en el que perdió la vida. 

A este sujeto se le perseguía desde el 2019 por delitos como delincuencia organizada, narcotráfico y homicidios en el Estado de México, Michoacán y Guerrero.

Para entender mejor: Un muerto y dos heridos en Metepec tras operativo de la Fiscalía federal

En la detención solo participo la Fiscalía General de la República, pues esta instancia cuenta con la jurisprudencia a nivel nacional lo que le permite ejecutar cualquier orden de aprehensión. En este caso, además de tener una orden de aprehensión emitida por oficinas centrales, también tenía una orden de aprehensión por homicidio, delito cometido en el Estado de México, por eso se desplegó al personal para lograr su detención en el Pueblo Mágico de Metepec.

Metepec, casa de seguridad de "El Indio"

Desde 2019 —al inicio de la administración de Gabriela Gamboa—, Juan Salgado Guzmán vivía en el fraccionamiento la Virgen en Metepec, donde elementos de la Fiscalía General de la República localizaron un arsenal de armas después de que fue abatido en la zona centro del municipio. 

Tres años antes, en junio de 2016, el Juzgado Noveno de Distrito con sede en el estado de Guerrero dictó auto de formal prisión en contra de Salgado Guzmán. En ese momento se le acusaba del delito de Delincuencia Organizada, con la finalidad de cometer secuestros.

A “El Indio” se le vinculó con los hermanos Casaurrubias Salgado, involucrados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, además de liderar el trasiego de drogas en ese estado.

Ese mismo año, el 21 de junio, elementos de la entonces Comisión Estatal de Seguridad del Estado de México, encabezada por Eduardo Valiente, lo detuviero en el municipio sureño de Tonatico. Luego de un fuerte operativo, el “Indio” fue puesto a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

Ofrece la FGR recompensas de $1.5 A $3 millones por 13 narcos

También 2016, la ex Procuraduría General de la República ofreció recompensas que iban de 1.5 a 3 millones de pesos por información que llevara a la captura de 13 integrantes de cinco organizaciones criminales que operan en Guerrero y Morelos.

Entre ellos, se encontraba Juan Salgado Guzmán, “El Indio”, además de Alfredo Hurtado Ulascoaga, El Fresa, Israel Arroyo Mendoza, El Flaco, Víctor Hugo Benítez Palacios, El Tito, operador de Guerreros Unidos.

Dicha dependencia puntualizó que estas personas eran identificadas como responsables de la ola de violencia en los estados de Guerrero y Morelos.

Continúan las diligencias en Metepec

Hasta el momento las diligencias por parte del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México continúan en la zona donde fue abatido el “Indio”, pero este órgano autónomo no se ha pronunciado al respecto.

 

Lee: Metepec: de pueblo mágico a… pueblo trágico