Skip to content Skip to footer

Exigen auditoria al SMSEM por presuntos malos manejos

Toluca, Estado de México; 6 de julio 2019.- Mientras un grupo de maestros afiliados al Sindicato de Maestros del Estado de México (SMSEM) denuncia diversas irregularidades en los manejos del Fondo de Apoyo para la Jubilación y Apoyo Múltiple (FAJAM) y han exigido una auditoría, así como la destitución de su actual líder sindical, José Manuel Uribe Navarrete, el Sindicato, a través de sus redes sociales, anunció la entrega de dichos recursos a sus agremiados y la reactivación de los préstamos.

Desde el mes de octubre del año pasado, la actual dirigencia del SMSEM, encabezada por José Manuel Uribe Navarrete ha enfrentado una serie de acusaciones que van desde el fraude en las elecciones hasta el mal manejo de los recursos del sindicato y el no saber negociar con el gobierno del Estado de México el incremento salarial.

Denuncias por presunto fraude electoral

El panorama se tornó complicado para Uribe Navarrete horas después de que se dio a conocer el resultado de las elecciones sindicales realizadas el 7 de octubre, en las que resultó vencedor y fue acusado de fraude por las planillas Fratenidad Sindical y Alianza Sindical.

Ambas planillas presentaron una demanda ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje, en la que exigían la nulidad de la elección así como del acto de toma de protesta y la emisión de una nueva convocatoria para la renovación del Comité Ejecutivo Estatal del SMSEM para el periodo 2018-2020.

A pesar de las quejas y denuncias, Uribe Navarrete logró tomar protesta el 30 de octubre durante el XXIII Congreso Estatal Ordinario del SMSEM.

Inician los reclamos: piden pago a jubilados

La toma de protesta no aminoró los reclamos, por el contrario,  maestros jubilados iniciaron una serie de protestas y manifestaciones en las que exigían al SMSEM el pago del Fondo de Apoyo para la Jubilación y Apoyo Múltiple (FAJAM) y, al mismo tiempo, al ISSEMyM le pedían cumpliera con el pago de sus pensiones.

Al FAJAM se le sumó la falta de pago del Fondo de Retiro (FONRETIV), que de acuerdo con la dirigencia sindical no se ha podido entregar porque la Secretaría de Finanzas del Estado de México no ha canalizado los recursos correspondientes.

Los profesores jubilados explicaron que se les había hecho entrega de reconocimientos y cheques por los Fondos Pensionario, de Retiro y Fallecimiento, pero tardaron meses en poder hacerlos efectivos.

Exigen auditoría al SMSEM y al ISSEMyM

El descontento de los sindicalizados se agudizó más cuando se suspendieron los prestamos del FAJAM, al no saber que había ocurrido con dichos recursos.

El 26 de junio el profesor José Luis Cendejaz y un grupo de profesores ofrecieron una conferencia de prensa en Toluca, donde denunciaron que el dinero del FAJAM había  “desaparecido”.

Mostró los libros de los informes de la administración de Abraham Saroné, en los cuales se indica que en el 2016 el FAJAM tenía un fondo de 683 millones de pesos, pero para el informe de 2017 no se reporta saldo y para el 2018 ese apartado desapareció.

El tema ISSEMyM ha sido también un asunto de protestas y marchas, debido a que a los profesores recién jubilados les tardan hasta un año en pagar sus pensiones, a lo que se suma la escases de medicamentos en clínicas y hospitales.

Ante dichas problemáticas, los profesores han solicitado realizar una auditoría tanto al SMSEM como al ISSEMyM, para saber exactamente que ha pasado con los recursos y dar con los responsables de las crisis que enfrentan tanto el sindicato como el instituto.

Planean avalar la nueva ley del ISSEMyM

Pero el tema se complica cada vez más, ahora debido a la nueva Ley ISSEMyM que contempla un incremento en las cuotas, que de acuerdo con Maurilio Hernández González, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Legislatura estatal, contempla un aumento de 3.5 por ciento las aportaciones que deben hacer  los trabajadores y patrones, para “sacar adelante al ISSEMyM, organismo que, desde hace un par de años, trabaja en números rojos”.

En caso de ser aprobada, las cuotas aumentarían del 12.125 por ciento del salario de cada trabajador al 15.625 por ciento. En el caso de los los ayuntamientos, gobierno estatal y organismos descentralizados y autónomos aportarán hasta 25 por ciento del salario base de cotización de cada trabajador.

Maurilio Hernández justificó el aumento argumentando que “es un asunto financiero que, lógicamente, si nosotros queremos recuperar el instituto, sanearlo y darle viabilidad para que siga sirviendo a los trabajadores sí se tienen que tomar este tipo de medidas de adecuación a los tiempos”.

Los profesores urgen que antes de aprobar una nueva ley se den a conocer los resultados de la auditoría al ISSEMyM y los nombres de los responsables de la actual situación financiera del instituto, y, además,se evite el tema de las afores y se mejore la calidad del servicio.

Negociación del incremento salarial y pago completo

Otra de las quejas de los profesores es el convenio de incremento salarial firmado entre el SMSEM y el Gobierno del Estado de México, que para este año fue de 6.25 por ciento, mismo que será retroactivo al 1° de enero y comenzará a verse reflejado, a partir de la primera quincena de julio de 2019.

Los profesores piden al líder sindical que la negociación sea durante los dos primeros meses del año, para que el pago se reciba a más tardar en marzo y no hasta mediados de año, como sucedió en este 2019; piden a Uribe Navarrete el pago se haga en una sola quincena y no en tres como se les informó a través de los delegados.

Otras demandas

Este sábado,  un grupo de profesores se manifestaron en las calles de la ciudad de Toluca, y frente a Palacio de Gobiern,  para pedirle al gobernador Alfredo Del Mazo que el incremento al sueldo base sea mínimo del 10% y 8% en las colaterales, la basificación inmediata de los maestros con interinato y el pago inmediato del FAJAM y FONRETIV.

La respuesta a esta protesta se dio en poco tiempo. El SMSEM a través de sus redes sociales anunció la entrega de dichos recursos a sus agremiados y la reactivación de los préstamos.