Ícono del sitio AD Noticias

Exigen justicia para María Fernanda, menor violada en Xonacatlán

Con información de Claudia García

Un grupo de mujeres se manifestaron en las calles de Xonacatlán y exigieron justicia para María Fernanda, menor de 10 años que fue violada en repetidas ocasiones durante más de un año. De acuerdo con las manifestantes, el presunto culpable es un hombre que se desempeñaba como trabajador de un negocio aledaño al local comercial de la madre de María.

No te pierdas: Ser mujer es un peligro en Edomex: feministas

“Nos manifestamos como el propósito de solicitar apoyo, es necesario reubicar a la niña, a su madre y a su hermana. Su mamá es madre soltera y ante la situación se quedó sin trabajo, sin apoyo económico. Lo que queremos es que el presidente municipal haga algo”, expresó Karla, familiar de la víctima.

Apenas, el pasado ocho de abril, la familia supo de la agresión que sufrió la menor, ya que la encontraron llorando y muy nerviosa. Fue en ese momento que decidió hablar con una de sus tías, explicaron las manifestantes.

Mujeres se manifiestan en Xonacatlán con la consigna “las niñas no se tocan” para exigir justicia para María Fernanda. Fotos: Claudia García

La niña ya lleva más de un año siendo abusada sexualmente por esta persona. La niña no había hablado, le tiene mucho miedo a esta persona, ya que la amenazaba de muerte, por eso no se había atrevido a hablar y […] pues la mamá no sabía absolutamente nada”, dijeron.

Amenazan de muerte a la madre de María Fernanda

Señalan que el día que se hizo la denuncia formal correspondiente, llegó la familia del agresor a intimidar a la madre de la menor.

Le dijeron a la mamá de la menor que la iban a matar, que le iban a sacar una pistola […]; por eso, es que la niña tuvo que hacer la denuncia con una tía, luego de que la mamá tuviera que esconderse.

“Se escondió por miedo a que le hicieran algo, como ella es madre soltera se sintió muy vulnerable ante el caso. Ella no tenía ningún vínculo con el sujeto, ya que él trabajaba en una verdulería y ella haciendo tortillas a mano”.

El sujeto fue detenido y recluido en el penal de Lerma el mismo día en que la denuncia se levantó. Familiares, amigos y vecinos de la menor piden la pena más alta, ya que por un año fue abusada sexualmente.

“La niña está mal psicológicamente, físicamente está mal, está destrozada toda la familia […]. Estamos destrozados, queremos justicia y que esta persona pague conforme a la ley […]. La mamá no tiene medidas de protección”.

El próximo viernes se llevará a cabo la primera audiencia donde familiares esperan que el hombre sea declarado culpable y que le dicten la pena máxima.

Salir de la versión móvil