Skip to content Skip to footer

A tres semanas, así va la guerra en Ucrania

Alrededor de mil 300 ucranianos y 7 mil soldados rusos han muerto en lo que va del conflicto

Hasta el momento las negociaciones de paz siguen entrampadas mientras las acciones militares en Ucrania siguen escalando e involucrando a nuevos países con medidas de guerra.

Te recomendamos: Se agudiza la crisis humanitaria en Ucrania, bombarderos atacan la capital

Desde el inicio de la operación militar especial Rusia a destruido un total de 196 drones, 1.438 tanques y otros vehículos blindados, 145 lanzacohetes múltiples, 556 piezas de artillería de campaña y morteros, y 1.237 vehículos militares especiales, de acuerdo con RT.

“Alrededor de 1.300 militares” ucranianos han muerto desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, indicó este sábado el presidente ucraniano Volodimir Zelenski en una rueda de prensa en Kiev.

Por su parte las agencias de inteligencia de EE.UU. estiman que más de 7.000 soldados rusos han muerto en las tres semanas que dura la guerra en Ucrania, una cifra que supera los militares estadounidenses que perdieron la vida en las guerras de Irak y Afganistán, según la prensa local.

Este fin de semana Rusia utilizó misiles hipersónicos Kinzhal, capaces de realizar maniobras evasivas en cada etapa de su vuelo, para destruir un gran depósito subterráneo de misiles y municiones de aviación en la región de Ivano-Frankovsk, en el oeste de Ucrania, informó el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov, en una rueda de prensa sobre los avances de la operación militar especial en el país vecino.

Es la primera vez que el Ministerio de Defensa ruso reporta el uso de armas hipersónicas durante la operación militar en el país vecino.

Se utilizó el sistema de misiles costeros Bastión para destruir centros de reconocimiento por medios electrónicos de las Fuerzas Armadas de Ucrania en la región sureña de Odesa.

Sin avances negociaciones de paz

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha afirmado este sábado que Occidente está controlando a la delegación ucraniana en las negociaciones con Rusia sin permitir a Kiev aceptar las mínimas condiciones.

“Constantemente se siente que la delegación ucraniana es llevada de la mano, muy probablemente por EE.UU., y no se le permite aceptar las exigencias que creo que son absolutamente mínimas”, señaló Lavrov, citado por Interfax. Aun así, indicó, “el proceso sigue adelante”.

El ministro comentó las sanciones que los países occidentales adoptaron en reacción a la operación militar especial rusa destinada a “desmilitarizar y desnazificar” Ucrania, así como para proteger la región de Donbass de acosos y el genocidio alentado por Kiev.

“El comportamiento de Occidente confirma su falta de fiabilidad como parte del mundo donde se generan las principales monedas de reserva, como socio económico o como países donde se puede mantener reservas de divisas. Simplemente las robarán”, aseveró.

Con información de RT, BBC y DW