Ícono del sitio AD Noticias

“Justicia para los periodistas asesinados”; protestan comunicadores en Toluca

Comunicadores del Valle de Toluca protestaron frente al Palacio de Gobierno la tarde de este martes por los recientes casos de periodistas asesinados. El pasado 23 de enero, Lourdes Maldonado fue víctima de homicidio en Tijuana, el tercer caso en menos de 3 semanas en el país.

Lee: México es el tercer país con más periodistas asesinados en 2016

En total fueron 23 ciudades de 18 estados las que se movilizaron; además la petición ¡Justicia para periodistas asesinados! de la plataforma Change.org ha alcanzó más de 35 mil firmas, hasta este martes.

Durante la manifestación, los trabajadores de medios de comunicaciones pidieron a las autoridades revisar los mecanismos de protección para periodistas, los cuales tacharon de inútiles. También, exigieron que se mejoren las condiciones laborales de los trabajadores del gremio: “la violencia comienza desde las redacciones”, señalaron en un posicionamiento.

Pidieron que no queden impunes los casos de periodistas asesinados en el Estado de México; recordaron el caso de Nevith Condes, quien fue ejecutado en Tejupilco con más de 100 puñaladas en el 2019.

Testimonios vivos sobre periodistas asesinados

Durante la protesta, la periodista María del Carmen Aguilar señaló las flaquezas del mecanismo federal de protección a periodistas del cual formó parte después del homicidio de Nevith. “Solo sirve para enriquecer a las personas que rentan los departamentos donde nos refugian… el gobierno se gasta de 60 a 200 mil pesos mensuales, solo para proporcionarles un techo y 100 pesos de comida al día”.

Denunció que pese a la inversión que realiza la autoridad, el mecanismo no ha cumplido su función: “nos dijeron a varios que nos quitaron el refugio que ya podíamos volver que porque ya ni escribimos y que los que escribimos ya ni nos leen… esa fue su contestación”.

Insistió en la necesidad de que la Fiscalía General de la Republica atraiga los casos de violencia en contra de comunicadores. Aseguró que en las Fiscalías estatales los casos tienden a quedarse estancados y condenó la censura que existe en el periodismo mexiquense: “tengo que callarme todo lo que sé, todo lo que veo y ustedes también lo han hecho”.

Finalmente, los miembros de la asamblea Tenemos que hablar señalaron la necesidad de conformar una organización gremial que vele y defienda los derechos de los trabajadores de los medios de comunicación.

Salir de la versión móvil