Skip to content Skip to footer

La Quinta Columna

La quinta columna

La Quinta Columna

La reforma electoral de AMLO es peligrosa para el PRI, en especial el del Estado de México. Eso explica la campaña propagandística de desinformación

¿Por qué el PRI del Edomex le teme a la reforma electoral de AMLO?

Antes, un poco de contexto histórico. El otrora PRI monolítico basó su hegemonía en su capacidad de repartir entre sus integrantes el “poder”, algunos pudieran pensar que una palabra más adecuada también cabría.

Los llamados sectores, organizaciones y liderazgos –después evolucionados a cacicazgos– representaban muy diversos intereses y veían reconocidos los mismos en parte con posiciones políticas, con cargos públicos o prebendas, en caso de rebeldía contra quien le tocaba detentar el poder, siempre había el recurso de “plata o plomo” –lo que después evolucionó en persecución y destierro.

Así las cosas, la reforma electoral de AMLO es peligrosa para el PRI, en especial el del Estado de México. Eso explica la campaña propagandística de desinformación.

Ahí les van tres razones a manera de ejemplo:

1.- Actualmente a nivel federal existen cinco zonas que agrupan varios estados; se llaman circunscripciones electorales y son la base para designar diputados plurinominales. Se hacen listas por las que el ciudadano vota INDIRECTAMENTE y el acuerdo –no escrito– es que el Comité Ejecutivo Nacional del PRI designa a los diputados, quienes no están obligados a hacer campaña. Hay casos en los que un plurinominal puede representar un estado del que no es originario.

Mientras que el gobernador en turno define a los abanderados de cada distrito electoral, los cuales sí buscan el voto.

Lo que propone AMLO es que disminuyan en 200 los diputados federales, desaparezcan las circunscripciones, los distritos electorales y que ahora se designen candidatos por entidad federativa; todos deberán hacer campaña, respetando la equidad de género y deberán estar incluidos en listas votadas DIRECTAMENTE por el ciudadano.

2.- A nivel local no solo desaparecen los plurinominales tal y como los conocemos; también desaparecen los distritos como criterio para designación del resto, lo que se propone es una disminución drástica que en el Edomex implicaría pasar de 75 a 45.

3.- El financiamiento público, propone AMLO, se reducirá y solo se asignará en campaña. Esto evitaría que los actores brinquen de cargos en el PRI a cargos en el gobierno,  pero siempre mantenidos con los impuestos de todos, así la “burocracia de partido” tendería inexorablemente a disminuir.

Si hay menos “poder y dinero” que repartir, es predecible la rebatinga por venir entre caciques, sectores y organizaciones. La reforma les da donde más les duele: su bolsillo. Su férrea defensa es por sus intereses personales, por eso lo iracundo de sus discursos y lo desesperado de sus acciones.

Están nerviosos. Como sucedió en su momento en la CDMX, a nivel nacional, la cuenta regresiva para su aniquilación inició hace tiempo. Ahorita ya gobiernan solo cuatro estados; pasado el cinco de junio de este años probablemente sean dos. Un nuevo amanecer se acerca y quizá, solo quizá, se escribirá un nuevo cuento que será catalogado como el más corto de la historia: “Cuando despertó, el dinosaurio ya no estaba allí”.