Skip to content Skip to footer

La Quinta Columna

La quinta columna

La Quinta Columna

Electoralmente el avance de Morena y sus aliados ha sido notorio, ganando 22 de 32 entidades que componen la República

La moratoria constitucional anunciada por los líderes nacionales del PRI, PAN y el PRD es una desafortunada y desesperada reacción en virtud de los pasados resultados electorales.

Primero un poco de contexto, electoralmente el avance de Morena y sus aliados ha sido notorio, ganando 22 de 32 entidades que componen la República, Movimiento Ciudadano dos y el resto alguno de los tres partidos que integran la alianza de Va por México, que se ha caracterizado por una estrategia de confrontación con AMLO.

El expresidente del PRI, Roberto Madrazo, ha expresado en redes sociales: “Desde que @alitomorenoc llego a la dirigencia del PRI, el PRI perdió tres cuartas partes de los estados que gobernaba”.

“Por el bien del partido y de México @alitomorenoc debe dejar la dirigencia del #PRI para dar inicio a una dirigencia de consensos”.

Recientemente la asociación civil Mexicanos Unidos contra la Corrupción y la impunidad hizo pública una investigación titulada “La red de Alito Moreno para triangular dinero con la venta de inmuebles”.

Para cerrar este apartado de antecedentes cabe mencionar por ejemplo que en el portal El Economista se publicó la opinión del Investigador de la UNAM Germán Pérez Fernández del Castillo: “La debilidad de Alito es mayúscula. No tiene credibilidad al interior del partido. Ya está luchando más por su sobrevivencia que por la sobrevivencia de la estructura partidista”.

Rematando: “Marko Cortés es perdedor también al interior de un partido que ya se atomizó y en el que se están fugando figuras importantes y otras no se han fugado, pero ya están literalmente fuera del partido”.

En el marco de lo anterior, los dirigentes de los tres partidos de la alianza “Va por México” presentaron firmada lo que denominaron “Una moratoria constitucional”, cuyo punto número uno expresa literalmente:

“Durante el tiempo que resta a la LXV Legislatura del Congreso de la Unión Los Grupos Parlamentarios no aprobaremos cualquier iniciativa de reforma, adición o modificación a la Constitución Politica de los Estados Unidos Mexicanos”.

La palabra moratoria según el diccionario significa “Ampliación del tiempo que se concede para hacer una cosa, especialmente para cumplir una obligación”, por lo que cabe preguntarse ¿Es el reconocimiento de que dejarán de cumplir los legisladores temporalmente con una obligación? De ser así ¿también dejaran de percibir temporalmente las dietas e ingresos inherentes al cargo para el que los eligió la ciudadanía?

Una determinación como la llamada moratoria constitucional puede tener diversas implicaciones, por ejemplo Samuel Finer quien escribió un libro importante para la conceptualización del golpe de Estado: El hombre a caballo. El rol de las fuerzas militares en la política distingue cuatro niveles de presión sobre el Estado, dentro de los cuales incluye:

Reclamos al gobierno o el parlamento bajo aviso de que, en caso de no ser aceptados, procederán a realizar acciones dañinas. Finner considera este nivel como extorsión ilegítima. Aun sin que el gobierno cambie, Finner sostiene que esta situación podría dar lugar a un «golpe de Estado tácito», en el que el gobernante toma las decisiones que le impone el grupo de presión.

Ante esta presentación de moratoria, quizá más de uno podría preguntarse: ¿estamos siendo testigos de una intentona de golpe de estado de la oposición desde el poder legislativo?

El mandato ciudadano es que se den las condiciones para que se debata y legisle con argumentos, no caer en parálisis y poner los intereses públicos sobre los particulares.