La ultraderecha se relame los bigotes y frota las manos por meterse de lleno al Edomex

La ultraderecha se relame los bigotes y frota las manos por meterse de lleno al Edomex
El plan priista para 2023 es que Alejandra del Moral, en mayo, esté mínimamente empatada en las preferencias electorales

A pesar de que parece que “Alito” hace todo lo que puede para reventarla, en el Estado de México el PRI se presentará a la elección en alianza con el PAN y el PRD, quizá hasta con un tercer socio más. Hay que decirlo como es, los capitanes mexiquenses del priismo lo han hecho bien y Alejandra del Moral competirá con amplia base de apoyo y con posibilidades de ganar. 

*

El plan priista para 2023 es que Alejandra del Moral, en mayo, esté mínimamente empatada en las preferencias electorales. No es relevante si hoy las encuestas la colocan con desventaja de hasta de 10 puntos. El diseño está hecho para un crecimiento consolidado gradual de 2 a 3 puntos mensuales a partir de febrero. La maquinaria deberá estar perfectamente organizada y operando en diciembre. 

*

Los pesimistas en Morena advierten severas dificultades para que la maestra Delfina crezca en las preferencias; hay quienes sostienen que actualmente está en sus máximos de popularidad y lo que sigue es un declive. La presencia del presidente López Orador será fundamental, su arrastre podría ser lo que la impulse y darle la ventaja competitiva.

*

La elección de 2023 será como nunca. La del 2017 se quedará chiquita. El grado de competencia será extremo. El PRI y aliados defenderán con todo el territorio que han gobernado durante casi un siglo. Se equivocan quienes cándidamente creen que se entregarán mansamente. También fallan aquellos que dan por hecho el triunfo de Morena. En los meses por venir se definirá todo. Nada está escrito.

*

La ultraderecha se relame los bigotes y frota las manos por meterse de lleno al Estado de México aprovechando la coyuntura de las elecciones 2023. Ideólogos y operadores de Guanajuato, Puebla y Jalisco ya hacen trabajo en territorio estatal. No son buenas noticias.