Skip to content Skip to footer

Llega Jodorowsky a la Cineteca

Tras su estreno en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes y su proyección en el Festival de Cine de Morelia, la cinta "La danza de la realidad", de Alejandro Jodorowsky, llegó a la Cineteca Nacional donde estará vigente hasta el 28 de abril como parte de la 56 Muestra Internacional de Cine.

El filme, que representa el regreso de Jodorowsky como director después de "The rainbow thief" (1990), está basada en su libro homónimo en el que reconstruye su niñez en Tocopilla, una ciudad costera al borde del desierto chileno.

El director franco-chileno de 85 años ofrece en esta película una mirada hacia su infancia, etapa en la que sufrió el autoritarismo de un padre recalcitrantemente comunista, molesto por las condiciones de un país dominado por una dictadura militar.

También aborda la discriminación de la que fue víctima por sus orígenes familiares judíos en un país latinoamericano, así como la transición que sufrió su educación que provocó que su niñez adquiriera un importante simbolismo que hoy retoma y comparte con el espectador, señala un comunicado del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

En el filme, Jodorowsky se ve en los ojos de un niño confundido, que se desvive por complacer a su padre y ganarse su aprobación, a pesar del dolor físico y emocional que esto le genera, lo que lo destinó a convertirse en un hombre al borde del abismo.

Los personajes son interpretados por sus familiares más cercanos, entre ellos sus hijos Brontis Jodorowsky, quien hace el papel del padre de Alejandro (Jaime), y Adán Jodorowsky, en el personaje de un comunista radical.

El resto del reparto está encabezado por él, quien se interpreta a sí mismo a la edad que tiene ahora y comparte el papel con Jeremías Herskovits, en su niñez; Pamela Flores es Sara; Bastián Bodenhöfer es Carlos Ibáñez, y Andrés Cox, como don Aquiles, entre otros.

Jodorowsky comparte con el espectador personajes extremadamente simbólicos, producto de su fantasía mágica como diablos, brujas, magos, payasos y hasta la propia muerte interpreta un papel.

Son seres sombríos con los que trata de extinguir sus demonios personales. Pero también están presentes las caracterizaciones recurrentes en sus filmes: mutilados, enanos, personas con deformidades o características extrañas, todos ellos representando algún simbolismo.

Se trata de un filme en el que el mismo director ha reconocido que no le interesa ganar dinero, porque está consciente de que lo perderá, sino que la finalidad es la reflexión personal, la de su familia y la del espectador.

"La danza de la realidad", que obtuvo el Espejo de Plata a Mejor Película en el Festival de Cine del Sur de Oslo, Noruega, en 2013, estará proyectándose hasta el 28 de abril en la Cineteca Nacional y a partir del 9 de mayo en cines comerciales, como parte de la 56 Muestra Internacional de Cine.