Lo mejor del 1,2,3

1.- Matanza tras matanza, la misma respuesta: Se reforzará la seguridad aquí y allá, pero nada cambia.

Ya sin decoro ni freno alguno la mafia de las drogas mata cuando quiere, a quieren quiere y lo hace porque puede.

Las cifras de los últimos días son , en verdad, espeluznantes.

El narco ejecuta ahora por racimos, mientras el Gobierno insiste en mirar a otro lado, como si eso pudiera evitar las masacres diarias.

2.- En este punto, y es algo realmente perturbador, al propio gobernador Eruviel Ávila se le nota apático, ausente, encapsulado.

Parece ser que ya se le acabaron los recursos y, muy mal asesorado, apuesta a que evadir el tema es la estrategia.

Esa es la impresión que está generando a la sociedad.

3.- Es un tema público y ampliamente comentado sobre todo en el sector político que lo rodea.

Parece que el gobernador Eruviel Avila no está en su mejor momento físico, aunque no hay noticias oficiales sobre un posible malestar.

La fuente que cubre la gubernatura y varios funcionarios de primer nivel, coinciden en sus observaciones.

Podría ser simplemente cansancio, aunque usualmente el gobernador solo tiene una actividad pública por día.