Ícono del sitio AD Noticias

Lo mejor del Se dice que

Se dice que

Se dice que

No hay figura política más popular y querida en el Estado de México que el presidente López Obrador. Se sabía, pero ha quedado plenamente comprobado. Por su puesto que hay también un núcleo social numeroso que le abomina, pero es minoritario, muy pequeñito, aunque no inofensivo. La legitimidad del presidente está por los cielos y su base social activa, eso debería poner a trabajar en serio a las oposición y dejarse de los dislates en que ha perdido el tiempo. A la gente se le convence con hechos. Esto está cambiando y para bien.

*

Aunque se ha rezagado, Elías Rescala intenta tomar su segundo aire y repuntar. Tiene muchos puntos a favor, por ejemplo que a la mayoría de alcaldes priistas les ayudó para llegar o su cercanía con el gobernador y la confianza que le tiene a prueba de todo. Darlo por muerto, es una verdadera inocentada. No, el joven diputado quiere y puede. Pero no, no es tan fácil como pensaba. Tiene muchas aliados, cierto, pero también adversarios, sirios o malquerientes que, con razón o no, se sienten agraviados o lastimados con su forma de actuar.

*

El rey de Facebook es el panista Enrique Vargas. No hay en el Estado de México actor político con más seguidores que él, acumulando hasta hoy 870 mil. En segundo lugar, el emecista Juan Zepeda con 491 mil 889. La morenista Delfina Gómez, 377 mil 182. La priista Ana Lilia Herrera, 132,079. Carlos Iriarte, 95 mil 689, muy pegada Alejandra del Moral con 92 mil y Ernesto Nemer, 58,940. Muy rezagado Alejandro Encinas, 4 mil 700 y el último de la fila Elías Rescala con apenas mil 924 seguidores. Las redes sociales hablan.

*

Ninguno de los diputados federales del PRI, PAN, MC y PRD por el Estado de México votará en favor de la propuesta de reforma eléctrica presentada por el presidente de la república. Todos, invariablemente irán en bloque en contra. No han explicado debidamente porqué, quizá ni ellos mismos lo entiendan o sepan, pero así la harán. La memoria del mexiquense insigne Adolfo López Mateos será, lamentablemente, pisoteada.

Salir de la versión móvil